¿Cómo será la logística y el transporte de la vacuna de Pfizer-BioNTech en todo el mundo?

¿Cómo será la logística y el transporte de la vacuna de Pfizer-BioNTech en todo el mundo?

¿Cómo será la logística y el transporte de la vacuna de Pfizer-BioNTech en todo el mundo?

Redacción.- El descubrimiento de la vacuna contra el coronavirus o Covid-19 de la farmacéutica estadounidense Pfizer-BioNTech, que ha creado grandes esperanzas, tanto en las personas infectadas por el virus, como entre los gobiernos del todo el mundo; supone un gran reto logístico para su distribución mundial.

Sobre todo porque se tendrá que conservar durante su distribución a una temperatura de 75 grados bajo cero. Esto significa que las grandes multinacionales de la logística y la distribución mundial se hayan planteado un reto muy importante si quieren optar a los contratos de distribución con la multinacional farmacéutica de EE.UU. ya que la conservación de la temperatura durante el almacenamiento es muy importante.

Fuentes de Pfizer-BioNTech, anuncian que durante los meses que restan de 2020 se producirán 50 millones de dosis, que llegaran para vacunar a 25 millones de personas, ya que cada vacuna requiere la inyección de dos dosis. Pero para el próximo año la fabricación del medicamento ascenderá hasta los 1.300 millones de dosis, para 650 millones de pacientes.

En una primera fase de distribución se enviará a los hospitales, clínicas, farmacias y otras instalaciones médicas adecuadas para la vacunación. El modelo de entrega será flexible y denominado «justo a tiempo». Esto significa que los viales saldrán de las plantas del laboratorios a 75 grados bajo cero y se dirigirán directamente a los sitios de inoculación.

Un transporte muy especial

La multinacional farmacéutica tiene plantas en Estados Unidos y en Europa en Bélgica y Alemania. Por tanto, no se prevén distribuidores intermedios. Desde Pfizer-BioNTech Group aseguran que la primera fase de producción se llevará a cabo en su planta de Kalamazoo, en Michigan, y el transporte estará a cargo de doce camiones especialmente preparados y veinte aviones, que transportarán la vacuna a diferentes ubicaciones.

El transporte se confiará a las tres principales empresas de distribución mundial: DHL, FedEx y UPS, que ya están preparando su logística. El objetivo es llevar los viales de las fábricas a los puntos de inyección en dos días. La compañía farmacéutica también reveló que para el transporte ha preparado unos contenedores especiales para mantener la temperatura con hielo seco capaces de mantener un rango de más o menos diez grados alrededor de los 70 grados bajo cero en diez días. Cada contenedor puede almacenar de 1.000 a 5.000 mil dosis.

En cada contenedor se instalará un dispositivo GPS que envía la posición y la temperatura interna en tiempo real a un centro de control. La vacuna se puede almacenar de diferentes formas en los puntos en los que se administrará a los enfermos. Si está equipado con congeladores que alcancen temperaturas muy bajas pueden permanecer hasta seis meses, pero esta es una hipótesis remota. Si tienen un congelador normal, los viales se pueden almacenar hasta por cinco días, de lo contrario renovando el hielo seco pueden permanecer en la maleta térmica hasta 15 días. En este caso, sin embargo, el laboratorio recomienda no abrir la maleta más de dos veces al día y cerrarla en un minuto.

La distribución mundial

Cuando la red de distribución mundial se expanda, Pfizer-BioNTech planea establecer hubs aéreos en países o áreas que incluyan múltiples estados para realizar la entrega terrestre por carretera, como ya se señaló directamente en los puntos de inoculación. Un inconveniente que podría surgir en el transporte es la necesidad de hielo seco (que es dióxido de carbono en estado sólido, que se alcanza hasta 78 grados bajo cero), porque la demanda está aumentando tanto para el transporte de medicamentos congelados como de alimentación. El comienzo de las entregas de vacunas (y no solo Pfizer-BioNTech) aumentará aún más la demanda, por lo que el sistema de producción debe adaptarse para ello.

Otro problema logístico es garantizar un suministro continuo de todos los componentes de la vacuna , incluidos los viales. También en este caso surgen dificultades. De hecho, los viales de vidrio de borosilicato normales para usos farmacéuticos pueden romperse a temperaturas muy bajas. Por lo tanto, necesitan producir viales especiales, como lo está haciendo Cornig, que recibió una subvención de 204 millones de dólares del gobierno de Estados Unidos para producir viales con Valor Glass que, según la empresa, son: «más resistentes y más rápidos de llenar, aumentando producción hasta el 50% «. Pfizer-BioNTech también está trabajando en la cadena de suministro y asegura que no debería haber problemas en la distribución mundial.

Foto: Archivo

 

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas