La zancadilla deporte nacional. "El camionero en ruta". Opinión

La zancadilla deporte nacional. «El camionero en ruta». Opinión

La zancadilla deporte nacional

Seguramente con este titular me caerán críticas, pero uno ya tiene la piel curtida por años de carretera, desengaños, decepciones y demás, cada día estoy más convencido que el ejercicio de poner la zancadilla es deporte nacional. No ponerla solo físicamente como se entiende en cualquier competición con varios participantes, me refiero especialmente a la otra zancadilla, la de traicionar cobardemente.

Da exactamente igual que incluyamos la consabida traición o zancadilla en la vida diaria, en el trabajo en cualquier sector o como en el caso que nos ocupa en este medio, el transporte. Lo digo después de observar la actualidad de los últimos días, como los de semanas, meses o años anteriores. En el transporte también triunfa este deporte, me explico.

Surgen nuevas iniciativas, ya sean empresariales o sindicales que puedan ayudar un poco a mejorar la delicada situación que vive el sector, tanto a nivel de empresa como de conductores asalariados, apenas han pasado unas horas desde que alguien haga publica esa iniciativa, para que salte cual resorte el o los dispuestos a zancadillearla, torpedearla o intentar cortar la cabeza del o los promotores de esa iniciativa.

Una idea de crear un sindicato de conductores, llámese como se llame, da igual; inmediatamente salta el «listillo» de turno que comienza buscar desesperadamente en el historial del promotor, en su vida privada o profesional, algo con el que intentar sacarle los colores públicamente acusándole de estar a sueldo de oscuros intereses, de intentar sacar provecho de sus seguidores, de ser otro nuevo «mesías» que viene a vivir del cuento, por mucho que sus intenciones sean honradas y bienintencionadas al máximo, eso da igual, el caso es dar guerra en las redes sociales, soltar bulos malintencionados, inventarse lo que haga falta para que, como mínimo surjan dudas, porque sabido es en este país nuestro que es regla no escrita eso de: «piensa mal y acertarás».

Da exactamente lo mismo que el promotor de la zancadilla arrastre un oscuro curriculum de intentos de torpedear propuestas anteriores. Que nadie se rasgue las vestiduras, que es muy español eso de mirarse el obligo, lamentarse y quejarse en sitios equivocados, que aquí pocos tienen lo que hay que tener para echar toda la carne en el asador y partirse el pecho hasta triunfar dando la cara por aquello que nos pueda beneficiar en conjunto, por pequeño que sea.

Sencillamente porque la única profesión que no tiene paro en España es la que yo llamo: «vividores de vidas ajenas», pero de la forma equivocada, proyectando y acusando a los demás de hacer lo que en realidad harían ellos si estuvieran en el lugar de la persona objeto de sus zancadillas. 

¿Que propone que hay que luchar por conseguir la ansiada jubilación a los 60 años de los conductores profesionales? Tranquilos, que ya saltará el traidor e incluso el propio conductor o conductores profesionales que llevan en la profesión desde los 21 años, para cuestionar el porqué se tiene que jubilar a los 60 años, aunque haya compañeros que antes de cumplir esa edad lleven un botiquín en la cabina para calmar sus dolencias y no haya ningún médico que mirando su historial sanitario le proponga para una merecida incapacidad.

¿Que propone que hay que crear un sindicato totalmente independiente de los tradicionales? Pues nada, vamos a desprestigiarle antes de que coja muchos vuelos, no sea que vaya a triunfar su idea, aunque haya que recurrir a perfiles falsos de esa conocida red social que se ha convertido en una corrala y su fundador está podrido de miles de millones de dólares, porque ha visto un gran negocio en que en su invento proliferen los bulos, las noticias falsas, los aprovechados de noticias ajenas que cambian intencionadamente titulares para conseguir comentarios y «me gustas». El caso es que triunfe eso tan español de: «critica e insulta que algo queda».

¿Que propone que hay que unirse conductores asalariados y autónomos, aunque sea solo en lo básico que les une? Pues nada, vamos a hundir y a machacar al promotor, por lo mismo exactamente que a los anteriores, que uno de los deportes nacionales, repito, es la zancadilla.

¿Que hay una empresa que compra 350 camiones? Pues tres cuartos de lo mismo, vamos a hundir en las redes sociales al propietario o propietarios de la empresa, a sembrar esa red social de bulos, insultos y descalificaciones acusando a la empresa de explotar a los trabajadores, de pagar los camiones a costa del sudor de los conductores, de lo que haga falta. Aunque el promotor o promotores del desprestigio de la empresa tengan sus curriculum en un cajón de la empresa que critican y estén deseando que les contraten, pero como no lo hacen vamos a soltar truenos y centellas y a inventar lo que haga falta, pero eso sí, desde perfiles falsos, por si acaso.

Asi que nada, tampoco quiero extenderme, la proxima semana espero que no me pase lo que la anterior que por razones, que no vienen al caso, no pude aprovechar la oportunidad que me da Diario de Transporte para opinar libremente. Como siempre ¡¡¡¡Buena ruta!!!!.

Más artículos de El camionero en ruta

Foto: Archivo Diario de Transporte. Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso del editor.

 

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de mensajes de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas