La culpa no es de los conductores asalariados. "El camionero ácrata". Opinión

La culpa no es de los conductores asalariados. «El camionero ácrata». Opinión

La culpa no es de los conductores asalariados

La semana pasada llegó a mis manos un artículo de un tal, Víctor Martínez, en el cual se le echaba la culpa de todos los males del transporte a los choferes asalariados de Murcia y Almería, artículo lleno de inexactitudes además de ventajista.

Los choferes asalariados ni ponemos los precios de los viajes ni tenemos voz alguna en estas cuestiones. Es muy fácil echarle la culpa al padre de familia que acepta condiciones laborales abusivas para poner un plato en la mesa mientras al empresario se le pasa la manito por la espalda.

Por supuesto que hay intrusismo en el sector y que hay asalariados que jamás deberían haberse subido a un camión, menos aún en las condiciones que lo hacen algunos. Pero tengo muy claro que ellos son la posición débil y no se les puede achacar a ellos la degeneración del sector, pero claro, detrás de un teclado todos somos muy íntegros, cobramos a convenio y jamás descargamos el camión, ¿Verdad Víctor?.

En mi opinión, la culpa de que el sector esté como está, es por muchos factores, no sólo por los choferes de Murcia o Almería, yo vivo y trabajo en Galicia, aquí hay quien está trabajando por 1.200 euros todo incluido sin vacaciones y no son ni de esa zona, ni extranjeros precisamente.

Desde el chófer que no se hace respetar, pasando por el autónomo que trabaja sólo para pagar letras, la pyme que traga con precios abusivos sobreviviendo en módulos con las devoluciones de Hacienda, hasta llegar a la gran empresa con sus camiones matriculados en Portugal o Rumanía, aquí todos somos culpables, pero querer cargar las tintas sobre el eslabón más débil de la cadena me parece rastrero y miserable.

Siempre he pensado que hay dos pilares básicos para intentar enderezar el rumbo de nuestro sector, uno es la prohibición de subcontratar más del 15% del total de la carga de trabajo y otra, la actuación decidida de la inspección de trabajo, cruzando datos de tacógrafo y nóminas.

Mientras se siga permitiendo que alguien con un teléfono y conexión a internet, compre y venda viajes, mala solución tendrá esto.

Mientras la prensa y los Políticos se sigan creyendo la milonga esa de los empresarios de que no hay choferes (choferes hay, sobran empresarios esclavistas), aprobando medidas como cursos subvencionados para sacarse el carné o bajando la edad del carné profesional a los 18 años, poca solución tendrá esto.

Lo que más me llamó la atención del artículo es que al final de todo hay un enlace para afiliarse a uno de los muchos «sindicatos de internet» que florecen como setas últimamente. Bonita forma de buscar afiliados, insultando y vejando a los asalariados. Si como sindicato saben que determinadas empresas incumplen la ley, ya que las menciona en el artículo, es tan sencillo como enviar dos burofax, uno a la inspección de trabajo y otro directamente a la Seguridad Social, pero bueno, es más fácil denunciar en Facebook que donde hay que hacerlo y si además le echamos la culpa al más débil, mejor que mejor.

Más artículos de El camionero ácrata

Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del editor

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com. Teléfono de contacto: 649 43 26 91.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas