Crisis, momento de oportunidad, sinergias y precariedad laboral. "Camionero García". Opinión

Crisis, momento de oportunidad, sinergias y precariedad laboral. «Camionero García». Opinión

Crisis, momento de oportunidad, sinergias y precariedad laboral

Siempre se ha dicho que una crisis es un momento de oportunidad para aquellos que tienen una visión que va más allá de una situación concreta en un tiempo concreto. Que asumen riesgos en pos de un crecimiento personal, empresarial o económico y parece que la pandemia del COVID-19 no ha frenado esta estrategia de sinergias en el sector del transporte de mercancías.

En los últimos tiempos hemos visto cómo el grupo OLANO se ha hecho con la empresa Ttes. OTEIZA, para posicionarse en la península Ibérica con mayor presencia y asegurarse una cuota de mercado que responda a sus expectativas en el subsector en el que se mueve, además de asegurarse retornos hacia sus bases internacionales, un tema el de los retornos que está tomando mucha importancia para la cuenta de resultados.

También hemos conocido como el grupo TUDEFRIO se ha hecho con el 100% de FRIO EJIDO con la misma estrategia de posicionarse en un mercado que va desde Marruecos hasta el norte de Europa en el negocio de la temperatura controlada.

Todo esto no es nuevo, ya lo hicieron otras empresas antes y es lógico que esto suceda, ya que con la implantación de la nueva ROTT donde por una acumulación de sanciones graves una empresa puede perder la honorabilidad y no ejercer su actividad durante un tiempo determinado y obliga a que se mantengan como empresas independientes dentro de un mismo grupo. Además se garantizan un ahorro en los costes, por dimensión y posibilidad de negociar mejores condiciones financieras.

En esta situación de mejor posicionamiento en grandes corporaciones y muy seguramente mejorando su rentabilidad y por tanto sus beneficios es quizás el momento en el que los trabajadores de dichas empresas exijan las condiciones que marcan sus convenios en su integridad y digo esto porque en dichos grupos mantienen las marcas y también mantienen una diferencia en la forma de cobrar de sus trabajadores, generando así una discriminación en aquellos trabajadores de dichas empresas que por un mismo trabajo, en un mismo grupo de empresas las diferencias salariales son sustanciosas y traslada así a las nuevas incorporaciones a la empresa donde mejores ventajas y menores costes salariales tienen a futuro.

Es por eso que se hace necesario un convenio único nacional, que vaya poniendo límite a los desmanes de algunas empresas, que asiente de una vez por todas las relaciones laborales entre las empresas y sus trabajadores.

No se debe permitir que los de siempre, y con esto me refiero a los malos empresarios, encuentren salidas que les favorecen cuando se les intenta acorralar para que vayan por el camino de la legalidad absoluta y por la competencia desleal. Da vergüenza ver como se vanaglorian de sus logros mientras tienen a sus conductores en una condiciones que rayan la precariedad más absoluta cuando no la casi esclavitud.

España, que es nuestro país y como segunda flota de Europa después de la Polaca, debería ser punta de lanza en dichas políticas, anteponiendo los derechos de los trabajadores a los intereses de una empresas que son caníbales entre sí y que a medida que avanzan dejan el mercado como un solar y esto se demuestra en la falta de conductores y el relevo generacional y esto es gracias o por desgracia a la gestión de las empresas y flotas, del este y del oeste, del norte y del sur en su estrategia de reducir costes y ser serviles prisioneros de sus clientes. Todo ello con el aval y el consentimiento de los gobiernos de turno, con la aquiescencia de la CEE que no ha sabido dar un giro al problema publicando un paquete de movilidad que ni mejora ni avanza en pos de la dignidad de los trabajadores del transporte.

Estoy de acuerdo con las sinergias de las empresas, estoy de acuerdo en que la dimensión es lo adecuado para sobrevivir en el sector y estoy de acuerdo en la internalización de los grupos empresariales, pero nunca estaré de acuerdo en que muchos de los beneficios de estos macro grupos están basado en los recortes de los derechos laborales y sus salarios precarios y de supervivencia.

Si alguien no lo cree, que se dé una vuelta por las áreas de descanso y vean in situ en qué condiciones ejercen su labor estos esforzados del volante. Son invisibles porque se les acorrala en áreas lejos de la vista de la sociedad y toda esta precariedad se esconde detrás de sus grandes y flamantes camiones, donde aún se mantiene el pensamiento ya obsoleto de ser turistas pagados, comilones y puteros.

Que no se nos olvide que una crisis también puede ser una oportunidad.

Más artículos de opinión de Camionero García

Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso del editor.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com. Teléfono de contacto: 649 43 26 91.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas