Volvo Trucks confirma el interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

Volvo Trucks confirma el interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

Volvo Trucks muestra su interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

Redacción.- Los transportistas y cargadores están cada vez más interesados en reducir sus costes y emisiones de CO2 gracias al uso de gas licuado refrigerado como combustible. Por esta razón, los nuevos camiones Volvo FH y Volvo FM tendrán motores que funcionan con gas natural licuado y biogás, que ofrecen el mismo alto rendimiento que los motores diésel.

El uso de GNL puedes reducir las emisiones de CO2 hasta en un 20% y el uso de biogás permite lograr un transporte sin emisiones de carbono y reducir las emisiones de CO2 hasta en un 100 %.

El Acuerdo Verde de la UE indica claramente la dirección que debe tomar el sector del transporte hacia un futuro más limpio, lo cual significa que debe haber una fecha límite para los combustibles fósiles. En consecuencia, los transportistas y cargadores buscan cada vez más alternativas al diésel.

Hoy en día, los camiones propulsados por GNL son la alternativa comercialmente más viable al diésel para operaciones de transporte pesado en largas distancias. Este combustible está disponible en cantidades suficientemente grandes y a un precio competitivo. El uso de más camiones de gas crea unas condiciones favorables para realizar una transición a un porcentaje mayor de biogás licuado con el tiempo”, afirma Lars Mårtensson, Director de Medio Ambiente e Innovación de Volvo Trucks.

Volvo Trucks muestra su interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

La línea motriz para biogás licuado y gas natural de Volvo Trucks tiene una eficiencia energética comparable a la de sus equivalentes en diésel, pero genera unas emisiones de CO2 bastante menores. El uso de biogás licuado, también conocido como BIO GNL, reduce las emisiones netas hasta en un 100 % del depósito a las ruedas (TTW), mientras que el uso de gas natural reduce las emisiones alrededor de un 20 por ciento (TTW) en comparación con el diésel estándar europeo común.

Reducir la dependencia del diésel requiere una fuerte inversión

La producción de biogás de origen no fósil necesita un mayor número de plantas de producción para la digestión anaeróbica de los residuos, con la posibilidad de enfriar el gas para convertirlo en líquido. Varios estudios han calculado que en 2030, algo más del 20 % del diésel en Europa podría reemplazarse por gas renovable en forma de BIO GNL. El número de estaciones de servicio de gas licuado aumenta constantemente y ya es una alternativa al diésel en muchas rutas. Sin embargo, la cantidad de estaciones de servicio debe seguir aumentando al mismo ritmo que el crecimiento del número de camiones que funcionan con gas.

Al invertir en camiones con GNL, estamos demostrando que el BIO GNL es una alternativa importante para reducir la dependencia del diésel fósil. No obstante, para acelerar la transición a un transporte sin impacto para el medio ambiente, es necesario seguir invirtiendo en estaciones de servicio de gas licuado y seguir tomando medidas para facilitar que los transportistas puedan invertir en vehículos de gran tonelaje que funcionan con gas”, señala Lars Mårtensson.

Volvo Trucks muestra su interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

Existe la necesidad de una mezcla de combustibles para el futuro

Debido a que ninguna fuente de energía individual es capaz de afrontar todos los retos relacionados con el cambio climático, los diferentes tipos de combustibles y líneas motrices seguirán coexistiendo en un futuro próximo.

Adoptar una nueva tecnología será la clave para lograr la neutralidad climática. El porcentaje de camiones de GNL aumentará gradualmente en Europa. Pero los camiones de gas no podrán afrontar todos los retos del transporte. La electromovilidad desempeñará un importante papel a nivel local, así como a nivel regional en el futuro, y el desarrollo de las baterías y la infraestructura de carga serán factores fundamentales en su expansión”, explica Lars Mårtensson.

Volvo Trucks muestra su interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

La electromovilidad que usa células de combustible de hidrógeno tiene el potencial de reducir la necesidad de baterías en el transporte de larga distancia a largo plazo.

Aunque se han realizado prometedores avances en la tecnología de las células de combustible de hidrógeno, todavía existen obstáculos prácticos y financieros que se deben superar para poder ofrecer importantes beneficios para el medio ambiente en el transporte de gran tonelaje”, afirma Lars Mårtensson.

A pesar de todos los avances técnicos de la electromovilidad, la mejora continua de la eficacia de los motores de combustión seguirá desempeñando un papel clave en la reducción del impacto medioambiental en los años venideros.

A día de hoy ya se puede hacer mucho para reducir el impacto medioambiental con los motores actuales. Por ejemplo, los camiones diésel nuevos y antiguos de Volvo pueden funcionar con HVO, un biocombustible que genera unas emisiones de CO2 netas muy bajas. El desafío es que la disponibilidad de biocombustibles sigue siendo muy limitada”, concluye Lars Mårtensson.

Volvo Trucks muestra su interés por el gas como alternativa al diésel para el transporte pesado

Fotos: Volvo Trucks

 

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de mensajes de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas