Tiempo de incertidumbre y cambio. "Camionero García". Opinión

Tiempo de incertidumbre y cambio. «Camionero García». Opinión

Tiempo de incertidumbre y cambio.

Estamos inmersos en el periodo vacacional con mayor incertidumbre de la historia reciente. La crisis se instala en las noticias de actualidad y arrasa con todas las previsiones económicas que pretendían ser positivas y que se tiñen de negatividad con cada noticia que llega sobre la evolución de la pandemia del COVID-19.

El transporte por carretera no es inmune a esto. Es uno de los sectores, que siendo esenciales, puede sufrir las duras consecuencias de la falta de actividad industrial y la bajada del consumo por parte de una ciudadanía que no tiene precedentes. La incertidumbre lo cubre todo y aunque tendemos a darle normalidad a la situación, lo cierto es que en el pensamiento tenemos esa constante negativa que nos ha instalado el dichoso virus.

Para el sector del transporte por carretera, se presenta un periodo postvacacional intenso, ya que se deben empezar las negociaciones con el MITMA para tratar las reivindicaciones planteadas en julio. También a partir del 20 de agosto entran en vigor una serie de cambios en la normativa de tiempos de conducción y descanso, sobre todo en la actividad internacional y que puede generar ciertas dudas a la hora de actuar en el día a día. En lo económico, se habla de posibles bajadas de salarios, subida de impuestos, de quiebras o de oportunidades y lo cierto es que está siendo un agosto tranquilo respecto al devenir que nos espera. Veremos a ver como se presenta septiembre, como se comporta la evolución de la pandemia y qué repercusiones trae consigo.

Quizás esta situación sea la propicia para hacer algunos cambios en las relaciones entre empresas y trabajadores, cambios en cómo hacer frente al trabajo, tratando de conciliar vida laboral y familiar y darle la dignidad y transparencia que necesita un sector como el del transporte de mercancías por carretera, porque si en algo somos visibles en en las dimensiones de nuestros camiones y en lo aparatosos que son los accidentes en los que nos vemos involucrados.

Necesitamos lavar nuestra mala imagen y ahora qué se nos reconoce como esenciales, debemos exigir que se cubran las necesidades mínimas de un camionero o transportista en nuestros períodos de actividad, la seguridad del conductor, la del camión y la de la mercancía, cubrir nuestra necesidad alimentaria y nuestra salud física con un equipamiento que permita una actuación rápida en un supuesto caso de necesidad y para ello se deben ejecutar actuaciones sobre áreas de servicio o crearlas a tal fin, que permitan en nuestro tiempo de descanso poder ejercer nuestro derecho al aseo digno y al ocio. Todo ello quizás tenga un coste exagerado, pero sí necesario para un sector que necesita desconectar de la cabina de su camión al menos por unas horas y que tal como están las cosas actualmente, las cabinas se convierten en celdas de castigo, sobre todo para aquellos que hacen conducción en equipo.

Por parte de las administraciones públicas, esto se debería tener en cuenta de cara a una mayor seguridad en la circulación por carretera. Se tienen que dotar a las áreas de servicio de lo necesario, a las empresas se les debe exigir una formación adecuada de sus conductores y ofrecerles unas condiciones laborales racionales y dignas, anteponiendo la seguridad a las prisas y promoviendo un código de buenas prácticas que permitan hacer de este oficio un trabajo digno y atractivo.

Aunque parezca repetitivo, es necesario recordar esto, porque cuando se negocie en septiembre, habrá cosas que serán prioritarias y esas van a ser las económicas, y estas, las de las necesidades de los camioneros, pasarán a un segundo plano o quedarán en el olvido y entonces no habremos aprendido nada o la pretendida defensa de los conductores por parte de las empresas respecto a lo que ha pasado en la pandemia, sólo será un engaño más en el discurso de los empresarios a los que nos han acostumbrado en los últimos años.

Quizás es el momento de aprovechar esta coyuntura para hacer los cambios necesarios y para ello todos debemos estar implicados en la mesa de negociación, administraciones, empresas y sindicatos, o todo quedará en buenas intenciones.

Más artículos de opinión de Camionero García

Foto: Archivo Diario de Transporte

 

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de mensajes de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas