Cuando el problema es de todos y algunos solo ponen palos en las ruedas. Opinión

cuando el problema es de todos, opinión y debate, actualidad, transporte,

@Antxon Lagun.– En medio de una crisis, no solo sanitaria, sino económica a nivel mundial por la pandemia del maldito virus Covid-19, sorprende hasta producir vergüenza ajena, el comportamiento de lideres políticos, empresarios y ciudadanos de a pie, sobre todo al hacer un repaso generalizado a la prensa española. 

Una crisis que está perjudicando ya seriamente al transporte, tanto el de mercancías por carretera, como al de viajeros en autobús, además del de ferrocarril, barco o avión; una crisis de la que ni el más reputado analista-futurólogo del mundo sabe como vamos a salir de esta, de aquí a un año vista. Sencillamente porque el confinamiento en los domicilios de la población que, parecía una locura hace poco más de un mes, -desde el 14 de marzo en España-, ahora resulta que, parece que se debería haber decretado un mes antes para unos, y es una cárcel para otros.

Digo yo que será por eso de que a los españoles nos pone cachondos hacer justo lo contrario de lo que nos manden, sea del color político que sea el que lo ordene, porque somos muchísimo de mirarnos el ombligo, de cuestionar absolutamente todo, de ser radicales hasta el extremo cuando se trata de enfrentarnos a nuestro oponente, ya sea ideológico, futbolístico o de la visión del juego de la petanca.

Pero sorprende, no solo a propios y extraños, este comportamiento publico, esta cruel guerra contra los que gobiernan; en lugar de centrarse en intentar y aportar todos, absolutamente todos, sean del color político, ideológico e, incluso hasta futbolístico, la mejor manera de ayudarnos, superar esta crisis con una concienciación pública absolutamente mayoritaria, y después, cuando la hayamos superado, si hace falta, se convocan elecciones y que gane el mejor.

Sin mirar a otros países, miremos a Portugal que lo tenemos muy cerca. Un país con un indice muy bajo de fallecidos, que también es una desgracia la muerte de tan solo una persona. El gobierno declaro su estado de alarma, y lo primero que hizo la oposición política en su Parlamento fue decirle al jefe de su Gobierno: «Nos tiene a su entera disposición, haga lo que tenga que hacer, que nosotros le apoyaremos y juntos lo superaremos«.

En cuanto al confinamiento y la forma de interpretarla que tenemos los españoles, me viene a la memoria una interesantísima conversación que tuve hace cuatro años con un reputadísimo cirujano y catedrático portugués, despues de un congreso en España, una vez terminamos una entrevista para un periódico.

Compartíamos un café, era un sábado por la mañana, hasta la tarde no salia su avión y no tenia prisa. Lo primero que me pregunto, porque era a finales del mes de mayo, fue: ¿Porque los españoles salen tanto a la calle? En Portugal salimos menos. Recuerdo que le respondí: «En España el que no sale a la calle, sobre todo en días soleados y con buena temperatura como hoy, es que algo le pasa, está enfermo o tiene algun problema grave; a los españoles nos encanta salir a la calle, ir a los bares, visitar a los amigos, hablar entre nosotros aunque no nos conozcamos, en eso somos muy parecidos a los italianos«.

Que nadie se me ofenda ahora, es mi opinión. Recuerdo perfectamente su cara despues de mi explicación, no entendía ese afán nuestro por salir. La conversación continuó y derivó hacia la situación política española, ya que estaba muy bien informado de nuestra actualidad, un país que le gustaba. Total, que después de debatir e intercambiar opiniones sobre la política española y portuguesa, de la corrupción, de los eternos debates entre nosotros en la calle y las redes sociales sobre este problema, me dijo algo que me impactó: «Mire, mientras ustedes los españoles no encarcelen a un primer ministro, como hemos hecho en Portugal con José Sócrates, por corrupción, no estaremos al mismo nivel,  solo entonces hablaremos de democracia«.

A estas alturas seguramente, ya habrá quien piense que lo escrito hasta ahora no tiene nada que ver con el transporte, lamento decirle que se equivoca, porque…. ¿Qué es en realidad política? Política es todo, cuando alguien al volante de un camión o de un autobús, está intentando que consuma menos haciendo una conducción eficiente, está haciendo política económica, que tendrá un resultado en los gastos a final de año. Hasta el punto de que si consigue que consuma, tan solo 3 litros menos a los 100 kilómetros, si los suma a los que recorre al final de año, verá el resultado, eso multiplicado por el número de vehículos, supone una cantidad importante.

Del mismo modo que si trabaja procurando que le paguen más por los transportes, por el sueldo o que le incentiven por la calidad de su trabajo, esta haciendo política empresarial y familiar, y todo así. Por lo que, al final todo termina, de una forma o de otra, teniendo repercusión en nuestras vidas, también en los trabajadores y las empresas de transporte.

Resumiendo, por si alguien se ha perdido en este mi primer artículo de opinión en Diario de Transporte. Que ¡Basta ya de ponerse zancadillas entre los políticos intentado miserablemente conseguir votos a costa de los fallecidos en esta maldita pandemia del coronavirus o Covid-19!. Que se pongan todos los líderes de los partidos de acuerdo, aunque tengan que estar encerrados negociando durante 24 horas ininterrumpidas; para que españoles y españolas salgamos unidos de esta maldita pesadilla. Luego cuando pase, que pasará, que les haya servido de ejemplo, y hagan lo que tengan que hacer. Pienso, y no podía quedarme con las ganas de escribirlo, gracias a la libertad que el editor me da. Un abrazo.

Foto: Archivo Diario de Transporte

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas