Emociones y pasiones. "Camionero García". Opinión

Emociones y pasiones. «Camionero García». Opinión

emociones, pasiones, camionero, García, opinión,

Viendo a Oti Cabadas en el programa de Évole (bravo Oti), se hace notar el agotamiento emocional de los camioneros y camioneras de nuestro país. Quizás los haya que ni sienten ni padecen, pero hay que ir a los foros y ver cómo se relacionan estos profesionales con tanto abandono y con tanta soledad. No solo Oti, sino otros tantos compañeros comparten sus inquietudes y sus emociones en estos días de alarma sanitaria.

No somos héroes, somos esos profesionales comprometidos con nuestro trabajo, los que sometidos al imperio de la ley, soporta los vaivenes de las circunstancias. Todas esas normas y restricciones que tenemos en condiciones normales se anulan temporalmente para que la logística de productos de primera necesidad y sanitarios no se paren y estén a nuestra disposición en el menor tiempo posible.

También hay una industria que no para y exige que haya un transporte que en estos tiempos de alarma global, no son prioritarios, ni siquiera secundarios y que nadie les va a dar prioridad alguna, excepto aquellos que piensan que esto del confinamiento no va con ellos y se aprovechan que el transporte está libre de parar, para abusar de su posición.

Hay que tomárselo en serio, debemos tomarnos seriamente si somos obligatoriamente necesarios o si nuestra actividad no requiere de la urgencia necesaria, por nuestra salud, por la de nuestras familias y la del resto de personas con las que nos relacionemos. Nada soluciona la economía cuando uno ya no está, o esta dichosa enfermedad le coloca al filo de una quiebra imposible de levantar. En mi opinión es mejor pasar tres o cuatro semanas en casa, que arrastrar una enfermedad que pueda repercutir en la salud familiar y en el alargamiento de una situación de inactividad por motivos de salud.

Otra cosa que me llama la atención es el cruce de compartidos y sus comentarios posteriores en los foros y redes sociales. Nunca vi un lenguaje tan grosero, con tan mala educación y falta de respeto como en este tiempo. Entiendo que aquellas personas públicas y responsables tengan que soportar una crítica dura y despiadada por sus oponentes o enemigos por su gestión, que en mi opinión, ahora no toca, pero ese sentimiento de desear la muerte a aquellos responsables políticos y a los que les votaron, en la situación en la que estamos solo denota una cosa, mejor dos. Y una lleva a la otra, analfabetismo y fanatismo político.

Ahora compañeros no toca destruir a quien no nos gusta, ahora toca salir de esta crisis lo más fuerte físicamente y económicamente posible. Que feo queda eso de desear la muerte a otra persona, que bajeza humana y moral.

Yo, con el poder que me da este medio para opinar, me exige observar estos comportamientos alrededor del sector, sus cambios normativos, las necesidades empresariales y de los trabajadores, etc. y sabiendo que muchas veces me equivoco en mi percepción de las cosas, porque al fin y al cabo cada uno tenemos nuestra realidad, como digo, yo, no quisiera que una vez terminada esta situación de emergencia sanitaria, nos olvidáramos de lo mucho que se ha escrito sobre un paro, unas reivindicaciones y un cambio en la situación sociolaboral de los trabajadores del sector.

No se cuantas empresas se quedarán por el camino cuando esta crisis termine, pero si se que las empresas que queden lo van a pasar muy mal si no hacen una reflexión de los acontecido. Son empresas con ánimo de lucro y no ONG’s al servicio de los buitres de las asociaciones de cargadores y de compradores compulsivos vía online que quieren la mercancía en casa y casi nunca están a la hora convenida.

Acordaos después de esta, del esfuerzo que le estáis poniendo para que nada quede en agua de borrajas y acordaos de vuestras venganzas sobre los que no os dan servicio estos días, recordad que sois de memoria frágil y que los cojones hay que dejarlos detrás de la puerta y poner sobre la mesa la buena memoria y la inteligencia necesaria.

Dos recordatorios para dos grupos de personas:

Una, para los que llaman al paro del sector en estos tiempos. Dejadlo ya, no sois profesionales. Pensad un poco y reflexionar.

La segunda para CETM. Llevan varios años, con la última dirección, reivindicando la eliminación de la carga y descarga por parte de los conductores y la derogación de la cláusula; salvo pacto en contra. Para quien no lo quiera ver, esta asociación que engloba a la mayoría de las grandes empresas del sector y a CONETRANS con pequeños y medianos empresarios, está dando la cara por esta cuestión que muchos de los conductores y autónomos no son capaces de defender ante el almacén o logística de turno.

Esto lo digo porque creo, firmemente, que los cambios vienen de un gran acuerdo entre todos los actores del sector y todos ellos muy importantes para un futuro rentable de nuestras empresas y para unas condiciones sociolaborales justas y dignas para todos los trabajadores del sector. Cada uno en el sitio que le toque, pero todos juntos cuando haya que defender al único protagonista y «alma mater» de todo esto: EL CAMIÓN.

#ESTE VIRUS LO PARAMOS UNIDOS

Más artículos de opinión de Camionero García

(Foto de archivo)

 

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de mensajes de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com
, , , ,

Etiquetas

, , , ,