El Gobierno brasileño se enfrenta a una posible huelga de camioneros

El Gobierno brasileño se enfrenta a una posible huelga de camioneros

gobierno, Brasil, posible, huelga, camioneros, actualidad, internacional,

Redacción.- El Gobierno brasileño está identificado señales y movimientos entre los sindicatos de camioneros del país que amenazan con iniciar una nueva huelga. Los conductores entienden que los principales compromisos asumidos por el gobierno Michel Temer para cerrar la huelga de los camioneros en 2018 no se están cumpliendo.

Las primeras alarma han saltado desde el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), que tiene por misión anticiparse a los hechos para evitar problemas para el gobierno. Las investigaciones apuntan que comenzó una articulación a través de mensajes de WhatsApp, que ya empiezan a hablar en paralizaciones para el 30 de marzo.

El gobierno quiere evitar, a toda costa, que cualquier tipo de paralización ocurra. No quiere, ni de lejos, imaginar que puede enfrentar el mismo problema que paró el país el año pasado.

Los primeros datos son que, en este momento, el movimiento no tiene la misma fuerza percibida el año pasado, pero hay temor de que los camioneros puedan fortalecerse y llegar al potencial explosivo de la última huelga. En el palacio, el objetivo es ser más ágil y efectivo y no dejar la situación salir de control por quedarse titubeando sobre el asunto, como sucedió con el ex presidente Michel Temer, el año pasado.

Conversaciones con la Casa Civil

La semana pasada, Wallace Landim, “el Chorão”, presidente de las asociaciones Abrava y BrasCoop, que representan a la clase de camioneros, tuvo reunión con el ministro jefe de la Casa Civil, Onyx Lorenzoni. Chorão también se reunió con la dirección de la Agencia Nacional de Transportes Terrestres (ANTT) y ayer se reunió con el secretario ejecutivo del Ministerio de Infraestructura, Marcelo Sampaio.

Según Landim, los ministros dijeron que, hasta la próxima semana, el propio presidente Jair Bolsonaro debe manifestarse sobre los pedidos de los camioneros. En la pauta de reivindicaciones de la clase están algunos pleitos.

La primera solicitud se refiere a la base mínima de la tabla de flete. Los camioneros reclaman que las empresas han incumplido el pago del valor mínimo y cobran una fiscalización más ostensiva de la ANTT. La agencia, según Landim, prometió más acciones y declaró que ya ha hecho más de 400 casos contra empresas.

El segundo elemento de la pauta es el precio del aceite diesel. Los camioneros quieren que el gobierno establezca algún mecanismo para que el aumento de los combustibles, que se basa en dólares, se haga sólo una vez al mes, y no más diariamente.

Wallace Landim afirma que no está a favor de una paralización el próximo día 30, porque cree que el gobierno ha buscado soluciones, pero dice que “el tiempo es corto” y los cambios están demorando. “No creo que deba ocurrir huelga el día 30, pero las paralizaciones no están descartadas. Estamos conversando.”

Por medio de nota, el Ministerio de Infraestructura declaró que, en el Foro de los Transportadores de Carreteras de Cargas celebrado ayer, estuvo reunido con líderes del sector y escuchó las demandas. El gobierno confirmó que trató del piso mínimo, puntos de paradas y descanso y el precio del diesel.

Realizado con informaciones de: blogdocaminhoneiro.com y Gazeta do Povo. Brasil

Foto: Archivo Diario de Transporte

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , ,