Lo que no puede ser, no puede ser...y además es imposible. "Siempre por lo negro". Opinión

Lo que no puede ser, no puede ser…y además es imposible. «Siempre por lo negro». Opinión

puede, ser, imposible, siempre, negro, opinión,

Lo que no puede ser, no puede ser…y además es imposible. Esta demostrado que hay mucha gente que si no hay para meter el cazo, de que si no hay foto, hay rechazo.

Cuando intentas hablar con alguien y pedir consejo, te empieza a contar batallitas de sus supuestos logros y discutibles méritos, te das cuenta de que eso de «yo he venido a hablar de mi libro» les viene al pelo. Lo que a mi me interesa no es lo que has echo o dejado de hacer, lo que me interesa es lo que estas dispuesto a ofrecer.

Rememorar los mil duros, la caja de farias y el para viejos los de ahora y jóvenes los de antes, salvo para humedecer pupilas, poco va a servir. La situación actual nada tiene que ver con la de antes, problemas similares y aún cuando se barajan parecidos actores, desde luego, son muy diferentes los medios y sus soluciones.

El primer símbolo de profesionalidad es hacerse respetar y la mejor forma de hacerlo es cobrar lo que uno se merece, no lo que uno pretende que le pertenece. Aunque el primer paso y fundamental sería saber cuanto y por qué ha de recibir tal o cual cantidad.

Fuera de cuestiones personales y diferencias de opinión, aquí no hay más cera que la que arde y se llama legislación. Salvadores del transporte y mesías ha habido, hay y habrá, pero tambien personajes de diverso pelaje, difíciles de calificar.

Luchar solo es camino pedregoso, pero buscar compañeros de trayecto es bastante angustioso, normalmente por que aún conociendo de pe a pa cual debe ser el trayecto, es difícil encontrar quien lo debe guiar. Algunos preferirán el orador redomado, encorbatado de fácil verborrea y de bolsillo interesado; otros, el bocazas justiciero para que se lleve las tortas si no sale como quiero; pero eso de nadar y guardar la ropa, es algo que demostrado está que no sirve para avanzar.

Mientras unos se deciden a ver que pasos dan sin asomar mucho la cabeza, otros levantan el puño con el chaleco preparado pensando que alguno empezará la revolución, otros pregonan por las redes sociales sus neuras personales en no se sabe a ciencia cierta que dirección.

Cuando alguien intenta hacer algo, cuando hay alguna iniciativa, saldrá el abogado de secano, experto guerrero del esperpento diciendo la ocurrencia del día sin ningún miramiento; claro está, sin proponer alternativa, como es de esperar, lo suyo es la colaboración destructiva.

Bueno pues eso, que machito lleno de argumento destructivo los hay a patadas, gente que se moje, pocos y sus apoyos habas contadas.

En lugar de sentarse a intentar unir voluntades y tirar para adelante, es mejor ponerse a tirar de la ocurrencia gratuita, la gracia del momento y la absurda opinión basada en el desconocimiento.

Pues una cosa está clara aquí, nadie te va a sacar las castañas del fuego y difícil será avanzar si no participas del juego. Claro que es más sencillo esperar a ver que pasa y reír la gracia del bocazas, que ponerte manos a la obra y echarle un par mojándote hasta las trancas. Por lo negro compañero. (Foto de archivo)

 

¡Publicamos tu noticia! Puedes enviarnos tu denuncia, fotos, audios y sucesos a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: sucesos@diariodetransporte.com
, , , ,

Etiquetas

, , , ,