Compararse con Francia es una utopía. "El camionero en ruta". Opinión

Compararse con Francia es una utopía. “El camionero en ruta”. Opinión

Gobierno, francés, subida, impuestos, carburantes, renuncia,

En esta ultima semana, como consecuencia de las movilizaciones promovidas en toda Francia por el movimiento de los denominados “chalecos amarillos”, no he dejado de ver, sobre todo en la red social de Facebook, comparaciones entre España y Francia, sobre todo de los camioneros, tanto de los que han tenido que sufrir los cortes de carreteras, como del resto.

Siempre he observado, con cierta envidia sana, como nos solemos comparar los españoles frente a nuestros colegas franceses, pero no solo en todo lo referente al transporte por carretera, también a la hora de intentar hacer similitudes entre los diversos movimientos sociales de los dos países, tanto en el aspecto sindical, como en el reivindicativo a la hora de lanzarse a las carreteras y calles para reclamar la defensa de sus derechos.

Por lo tanto, me parece, que compararse con nuestros vecinos franceses es, ante todo, una utopía. Primero porque carecemos de esa solidaridad y forma de pensar que siempre ha caracterizado a nuestros vecinos del otro lado de Los Pirineos.

Como dice un amigo mio, muy observador del carácter español: “La principal diferencia entre nosotros los españoles y los franceses es que ellos le cortaron la cabeza a un rey, tan solo porque se le ocurrió subir el precio del pan”. Esta afirmación-convencimiento de mi amigo, mal que nos pese, es una realidad incuestionable, que convierte a los ciudadanos franceses en una piña a la hora de rebelarse contra cualquier injusticia que atente contra sus libertades o sus intereses como sociedad.

Tienen un concepto de sociedad y de colectivo a la hora de manifestarse públicamente, del que carecemos los españoles. Mucho más dado a que se nos vaya la fuerza por la boca en bares o reuniones sociales, que en demostrar públicamente a la hora de salir a las calles a mostrar nuestro descontento con las injusticias de los gobernantes. Damos la sensación de sufrir una especie de complejo de inferioridad y miedo a revelarnos que es incomprensible, sobre todo para nuestros vecinos galos.

Pero no solo lo anterior, también tenemos otros lamentables defectos. Somos muy dados a las “puñaladas traperas”, a la traición cercana, a cuestionar cualquier intento de unión o de manifestación ante las injusticias, sobre todo en el mundo del transporte por carretera. Estamos más por aquello de: “Que se muevan otros y ya veremos”. Pero mientras tanto cuestionamos cualquier iniciativa, ponemos los consiguientes “palos en las ruedas” y todo lo demas, en lugar de ser mínimamente sensatos y pensar como colectivo en lo que nos puede beneficiar de esas iniciativas.

Estamos más por mirarnos el ombligo, alabar públicamente las protestas de nuestros vecinos franceses y echarnos a nosotros mismos tierra encima. Cuando lo lógico sería que aprendiéramos de ellos y fuéramos conscientes de que sin luchar por nuestros derecho como colectivo, nunca conseguiremos nada.

Ahora las asociaciones empresariales del transporte por carretera, anuncian posible movilizaciones del sector para el próximo año. Puede, aunque lo dudo, que lo hagan, pero si llevan a cabo un paro, será como siempre, para defender sus intereses, dejando de lado a los conductores profesionales ya que, para los empresarios, somos poco menos que una pieza más de los camiones que utilizan a su antojo.

Mientras tanto los conductores a lo nuestro, a lamernos las heridas en publico y en privado, en lugar de unirnos por luchar por lo más básico y que tenemos a nuestro alcance como es, por ejemplo, exigir que se cumplan los distintos convenios provinciales. Si consiguiéramos tan solo eso, sería una gran victoria como colectivo.

Por eso lo del titular de este articulo de opinión: “Compararse con Francia es una utopía”. Una desgraciada y lamentable utopía que seguiremos padeciendo, mientras observamos con una mezcla de admiración y envidia, como los camioneros de otros países defienden sus derechos. Así nos vá. Como siempre ¡¡¡¡BUENA RUTA!!!!.

Foto: Archivo Diario de Transporte

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,