Black friday, transporte gratis y otras chicas del montón. "El diván del transporte". Opinión

Black friday, transporte gratis y otras chicas del montón. “El diván del transporte”. Opinión

Black Friday, opinión y debate, colaboradores, El diván del transporte, Xavi Navarro, transporte,

  Xavi Navarro, Director de Transporte News Radio www.transportenewsradio.com

En esta sociedad hueca, sin ética y valores, cimentada en el más abyecto neoliberalismo consumidor el transporte no existe. Es algo subliminal, sabemos que está ahí pero no lo vemos o, mejor dicho, no quieren que lo veamos. Compras online y por efecto de birlibirloque aparece en tu domicilio o negocio.

Pulsas una tecla en tu carrito de compra y sin saber cómo tu pedido llega por no sé qué vías hiperdimensionales. De forma aséptica, sin tener que mancharte con los engorrosos términos que exige la carta de porte. Y todo ello porque el cargador omite mencionar toda la cadena de suministro y, especialmente, el transporte, ya que este es GRATIS. Sólo la mercancía tiene valor, el cómo te llega esta, en qué condiciones y quién te la lleva carecen de relevancia, ahora lo que prima es el cuándo te llega.

Automatización de procesos vs. relaciones personales

En una sociedad de consumo como la actual lo que prima es la economía, por encima de lo social, a costa de cambiar calidad de vida por cantidad de elementos de consumo (la mayoría inútiles e incluso perniciosos). Para que esta operativa, tan rentable para las élites en el poder, funcione te enchufan desde pequeño una cantidad ingente de información que multiplica tus necesidades y dependencia al sistema. Dejas de ser persona y te conviertes en una máquina de consumo impulsivo. Con ello se pierde el horizonte y tu personalidad, borregos obedientes que aún de camino al matadero comentan lo mucho que mola la última versión de su iPhone. Por lo tanto, algo tan nimio como el tema del transporte carece de importancia para la ciudadanía, natural en un “mundo feliz”. Quién es el operario del almacén, quién el repartidor, quién el transportista, importa un rábano. Eso sí, la marca del e-commerce donde ha sido adquirida la compra es más que conocida.

Dónde quedan los transportistas en la estructura piramidal de la cadena de suministro

Los transportistas se resisten a que los barran debajo de la alfombra, pero sus representantes están a otra cosa. Las élites de la economía, los grandes “empresaurios”, los políticos manifiestamente burgueses los han empalagado con promesas y llenado los estómagos con los restos de sus mesas. Sin embargo, las bases, pymes, pequeños autónomos y asalariados se revuelven desde el pozo donde ha caído el sector y comienzan a buscar puntos en común de entendimiento, incluso se movilizan. Y es entonces cuando comienza el baile.

Bailando con lobos

La maquinaria de la Administración y sus secuaces al servicio de los cargadores, de la gran distribución, sujetan a la masa amorfa de transportistas, a la muchedumbre ensordecida de camioneros que se resisten a desaparecer. Decretan leyes y normas, accionan la palanca de la represión para evitar que el sistema se resquebraje. Los curritos, a su vez, se organizan de la mejor manera que pueden, a veces en la clandestinidad. Y cuando la tensión es máxima los que “mandan” hablan de diálogo y negociación.

El verdadero propósito de las élites al promover procesos de diálogo y negociación es, antes que dar cauce a las reivindicaciones que éstas demandan, neutralizar a las organizaciones y a sus líderes. Para ello nada más fácil que prometer y prometer. Nada por escrito si puede evitarse, ganar tiempo, que la cadena de suministro (cuyo último eslabón parece ser el transporte) no se detenga. En muy contadas ocasiones esta fórmula no carbura. Tan contadas que pronto se olvidan. Lo más común en que les digan: Transportista ¿No quieres caldo? ¡Pues toma dos tazas! y estos tragan y tragan ante estos lobos con piel de cordero.

Hemos llegado a un punto sin retorno, el transportista que tanto tragó se atragantó y ya presenta sus reivindicaciones que quiere ver satisfechas sin tanto diálogo ni historias para no dormir. El transporte NO ES GRATIS, en Europa hay verdaderas estructuras empresariales, millones de trabajadores autónomos y asalariados que reclaman visibilidad, derechos y dignidad. Menos Black Friday y menos artificios para excluir a los profesionales de la carretera.

El tiempo es el enemigo del sector del transporte. Cada minuto que no se organice, luche con valor, con voluntad, perderá más y más hasta debilitarse de tal manera que no podrá “parar el país” porque el transporte será cosa de “colaboradores” en sus “ratos libres”, de esclavos de multinacionales que desprecian la profesión.

Foto: Archivo Diario de Transporte

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,