El sector del transporte valenciano estudia movilizaciones ante la falta de rentabilidad

El sector del transporte valenciano estudia movilizaciones ante la falta de rentabilidad

falta, rentabilidad, sector, transporte, valenciano, movilizaciones,

La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte, que ha celebrado su Junta Directiva en Valencia, no descarta posibles movilizaciones en el transporte por carretera antes de que acabe el año debido a la situación actual del sector por la falta de rentabilidad de la actividad.

Según se ha conocido esta semana, la publicación de los Observatorios del Transporte correspondientes al segundo trimestre de 2018 (entre abril y junio) confirma la grave situación por la que atraviesa el sector y la tendencia contrastada al deterioro de la rentabilidad de la actividad de las empresas de transporte como consecuencia de un mayor incremento de los costes empresariales que de los precios que perciben los transportistas.

Estos datos, sumados a situaciones como el desvío de camiones a autopistas de peaje, el posible aumento de la fiscalidad del combustible o el retraso en la entrada en vigor del ROTT han hecho que la patronal del transporte valenciano constate la posibilidad de que pueda llegar a producirse la movilización del sector durante los próximos meses.

Incremento del precio del combustible

Entre los problemas planteados en la Junta también se ha destacado, por ejemplo, el incremento del precio del combustible de un 8% en lo que va de año. Una cifra que, previsiblemente, se verá aumentada en los próximos meses si finalmente entran en vigor los nuevos impuestos al gasóleo, después del anuncio del Gobierno que sigue sin concretar de qué forma se retornaría este incremento a los profesionales. En estos momentos, el combustible representa más del 30% del total de los costes de explotación para un vehículo articulado de carga general.

Retraso en la entrada en vigor del ROTT

En cuanto al Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre, ROTT, cuya entrada en vigor parece que puede volver a retrasarse, el proyecto con el que se está trabajando incorpora novedades que mantienen al sector desorientado por las imprevisibles consecuencias de algunas de las medidas que plantea: la desaparición del requisito de los tres camiones, el tratamiento del criterio de antigüedad del vehículo para el acceso al mercado y para la ampliación de flota o las infracciones que determinan la pérdida de la honorabilidad son sólo algunos de los planteamientos que se están estudiando en este nuevo Reglamento y que suponen una preocupación latente para el sector.

Un sector sumido en la incertidumbre

Además, otras medidas, como la discriminación para los camiones en el uso de la red nacional de carreteras, están perjudicando al transporte pesado de mercancías, ya que se están aplicando y extendiendo prohibiciones para el uso de determinadas vías obligando a los transportistas a la utilización alternativa de autopistas de peaje.

A esto hay que sumar la presión de los cargadores para la modificación de las masas y dimensiones y la sensación de impunidad sobre determinadas prácticas anómalas en el sector (falsos autónomos, empresas deslocalizadas irregularmente, cooperativas que funcionan de forma fraudulenta, etc.) que son un claro desencadenante de competencia desleal.

Todos estas situaciones han sumido al sector en una incertidumbre ante lo que pueda pasar en los próximos meses, por lo que desde FVET se reclama diálogo y negociación para no perjudicar todavía más a un sector estratégico en la generación de riqueza y empleo que cumple un papel indispensable para el funcionamiento del comercio, la industria y el turismo. (Foto de archivo)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Etiquetas

, , ,