Por las nacionales, como animales... "Siempre por lo negro". Opinión

Por las nacionales, como animales… “Siempre por lo negro”. Opinión

nacionales, animales, siempre, negro, opinión,

El paisaje es dantesco y desolador. La mayoría de los sitios, antes de parada casi obligada, se han convertido en escombros o negocios de difícil calificación. Parecida situación la que están siguiendo muchos talleres y estaciones de servicio.

La conclusión es fácil, la gente no para, no consume, por lo tanto los negocios no son rentables. Los camiones se estropean menos y muchos van con asistencia y por lo tanto, los talleres no tienen trabajo. La gente reposta en base o en gasolineras low cost y las gasolineras de siempre tienen que cambiar de marca o cerrar.

Los camioneros, fuimos durante muchos años los que sustentamos estos negocios con nuestras consumiciones, reparaciones y repostajes. En la memoria de muchos, están algunos negocios endiosados que cuando ya tenían clientela nos miraban malencarados, aquellos negocios que pusieron en manos de trabajadores baratos en los que la atención dejaba mucho que desear, la comida nada que alabar y de ser punto de encuentro placentero, pasaron a ser aparcamientos basurero.

Aquella chulería de “nosotros no salimos a repostar, a limpiarte los cristales“. Aquella botella de agua, café o faria que dejó de ser un obsequio, fue una de las consecuencias de la avaricia, la falta de atención y detalle al camionero.. Los buenos han ido subsistiendo a trancas y barrancas, con clientela fiel y van aguantando, pero… ¿¿¿hasta cuando???

Nuestro país no dispone de las infraestructuras, instalaciones y servicios que el gran flujo de camiones necesita. Necesitamos buenos estacionamientos de forma libre y gratuita y sobre todo con un mínimo de seguridad.

Nuestro descanso es importante y la búsqueda de un aparcamiento decente, no puede ser una preocupación constante. Muchos negocios ya no nos reciben con buena cara, no les falta razón, son aparcamientos privados y no consumimos nada. Cuando no, nos ponemos en su puerta a cocinar y tender la ropa. Ellos son los que pagan el terreno, la iluminación, el asfalto y los demás gastos.

Nosotros ya pagamos nuestros impuestos en las declaraciones o en las retenciones y no tendríamos que preocuparnos. A mi entender, es un gran problema que no reivindicamos y que es una gran parte del estrés, el cansancio que arrastramos. A la constante atención al trafico, los retrasos por los atascos, la falta de seriedad con los horarios, sumamos además, el no saber a ciencia cierta donde hacer un buen y tranquilo descanso.

Creo que deberíamos concienciarnos y pedir algo que todos pagamos, somos camioneros, no pordioseros, debemos exigir el respeto que nos merecemos. ¡¡¡Hala por lo negro!!! (Foto de archivo)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,