La N-II, carretera de la muerte y la vergüenza en la España de 2018. "El camionero en ruta". Opinión

La N-II, carretera de la muerte y la vergüenza en la España de 2018. “El camionero en ruta”. Opinión

N-II, carretera, muerte, vergüenza, 2018, opinión y debate,

La Nacional II en el tramo que recorre entre Alfajarin en la provincia de Zaragoza y Fraga en la de Huesca es, para nuestra desgracia, una versión española de la famosa carretera de la muerte en Bolivia, incluso podría perfectamente ser una nueva reedicion adaptada a la realidad diaria en ella de la película con el mismo titulo. Pero también es la carretera de la vergüenza. Sobre todo por el descaro de las autoridades ante un problema que viene desde hace años y al que nadie parece querer poner remedio.

Como si nuestras vidas no valieran nada. Abandonados a nuestra suerte a diario, en una aventura continua. Da exactamente igual que prácticamente todos los días se produzcan accidentes mortales en ella. Que su trazado deje mucho que desear, plagado de tramos peligrosos para la circulación de camiones, que su firme parezca a veces el de un rally por el campo. A nadie parece importarle. Pero lo mas vergonzoso es que paralelamente a esta carretera, circule una autopista de las mas ruinosas del país.

Por mucho que las nuevas medidas del  Ministerio de Fomento en las que pretende, con la disculpa de la seguridad, desviar el trafico de camiones hacia las utopistas, con la consiguiente bonificación del peaje para camiones de hasta el 75%, eso sí, exclusivamente para aquellos que paguen con el tele-peaje Via-T, y ¿El resto?, esos a circular por la N-II.

No es de recibo que las autoridades se escuden siempre en las mismas disculpas.

Ya no vale eso de las peleas políticas entre autonomías limítrofes. Ni tampoco que el gobierno aragonés se quite el problema de encima alegando que el trazado es propiedad del Estado. Estamos hablando de las vidas de muchas personas que continúan perdiéndose en esta carretera. Se trata de la seguridad de los profesionales que a diario tienen que recorrerla, ademas de las mercancías. De los factores que también influyen, y mucho, en los accidentes.

El estrés, las prisas y la presión que supone circular por ella con interminables caravanas de camiones. Todo por el abandono de unos gobernantes que prefieren mirar para otro lado, en lugar de tomar medidas de una vez por todas y dotar a este trazado de la seguridad que requiere una carretera en pleno 2018. Sea por ella, reformandola, o por la autopista totalmente gratuita, por cierto, veremos cuando pase a la gestión de Fomento las autopistas y en que condiciones económicas pagan los camiones por circular por ellas; el futuro nos dirá.

Porque este es uno de los principales problemas de esta carretera es el tráfico de camiones. La crisis por la que atraviesa el transporte no se puede permitir el lujo de pagar peajes, sobre todo cuando con un trafico normal los tiempos son similares al comparar la autopista con la nacional. Ademas la vía de pago tampoco cuenta con los servicios adecuados para soportar el numeroso trafico de camiones, ni de aparcamiento, seguridad o servicios, con áreas que tienen horarios de oficina y precios y menús de millonarios. Vamos que continúan en su línea antigua de: “los camiones estorban y los camioneros más”. Una visión comercial tercermundista por parte de las empresas explotadoras, ajenas a las áreas de servicio, por ejemplo, francesas; adaptadas desde hace muchos años para dotar a los transportistas de las necesidades propias de la profesión.

Pero volviendo a la N-II

Resulta lamentable que nadie tome medidas al respecto. Que a diario se produzcan accidentes mortales en esta vía ante la pasividad de quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones. Que el trazado del firme esté en ese estado, con tramos como el que transcurre por la localidad de Bujaraloz, que parece un camino de cabras, castigo para mercancías delicadas, por poner un ejemplo.

El cierre por la crisis, el egoísmo y la falta de atención a los camioneros, como fue en su día El Portal de los Monegros. Recuerdo de repostar en esa gasolinera y mirarte como un estorbo. Las siguientes en dirección Fraga. Que parece que ahora solo son rentables las que van dirección Zaragoza hasta Alfajarín, solo con un buen servicio en dirección contraria. Ventas del Rey ya no cuenta con capacidad suficiente para parar, comer, cenar o continuar, a pesar del buen servicio.  Claro, se me olvidaba, dirección Zaragoza nos queda el famoso Hostal La Pepa. Que como no aparques el camión a la vista, corres el riesgo de que te roben de todo. El pasado lunes, sin ir mas lejos, por la noche, a mi algún “chorizo miserable”, me robó el tapón del depósito y no se llevó el gasoleo porque suelo cenar en 50 minutos. Pero me constan constantes robos de gasoleo, piezas, y todo lo demás.

Una actitud completamente egoísta por parte de sus propietarios que no se molestan en la seguridad de los camioneros, que hacemos de reclamo para sus turistas que les lleva al hotel y demás.

Sigan así que cuando liberen la autopista, y los inversores inviertan en grandes áreas de servicio, que lo harán, la famosa “Pepa”, pasará a se una “era”, que dicen en mi tierra: “Eso “era”… era un restaurante, un hostal…., incluso salió en la tele en un anuncio”. Después se manifestarán por los despidos del personal, no pasarán camiones y terminará como muchos otros hostales españoles. Con lucecitas de colores en manos de mafias de la prostitución. Ya será tarde para poner vigilantes de parking…., en fin allá el propietario y su cortoplacismo.

No basta quejarse entre nosotros sin que hagamos nada.

Estamos hablando de nuestras vidas que son las que corren riesgos continuos al circular por esta lamentable carretera. El trazado de esta carretera no puede seguir así. Del mismo modo que se tienen que dar solución al trafico de camiones por ella. No podemos seguir sin que continúen pasando los años sin una solución clara para el transporte por carretera. Que las leyes obliguen a las paradas, pero sin servicios, ni seguridad adecuados para camioneros y mercancías. Limitándose únicamente a denunciar al sufrido camionero. No des explicaciones a guardias civiles, que las respuestas son siempre las mismas: “Es usted un profesional planifique su viaje”. Como si tuviéramos que tener un libro de 1.000 páginas en la cabeza para saber que aparcamiento es seguro, si estará abierto, aunque solo sea para tomar un café, una pausa y al servicio.

Mientras personas, profesionales y viajeros, siguen muriendo desgraciadamente, o quedando heridos en una carretera que solo es noticia de los desgraciados accidentes. Esos que, además califican a los camioneros implicados y heridos, como estadísticas de accidentes de tráfico, no laborales. Pero esa es otra historia. Como siempre….. ¡¡¡¡BUENA RUTA!!!!. (Foto: Archivo Diario de Transporte)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,