Juntar palabras no significa saber leer. Editorial

Juntar palabras no significa saber leer. Editorial

Puede que antes de empezar haya personas que se den por aludidas con el titular, pero allá cada cual con sus neuras particulares. Sencillamente porque juntar palabras no significa saber leer. Leer es mucho más que eso, bastante más.

Sucede últimamente demasiado a menudo, sobre todo en estos tiempos que vivimos, y más ahora en Agosto, donde nos invaden con multitud de noticias, muchas de ellas falsas, refritas una y otra vez, pasadas por el triturador de viejas que parecen nuevas. Las nuevas tecnologías hacen que recibamos tal cantidad de información que la mente de muchas personas no es capaz de procesar.

Por eso, es tan importante saber leer. No vamos a entrar en las insultantes faltas de ortografía que invaden los comentarios en las redes sociales, algo que, deja claro el nivel cultural de quien los hace, que no se preocupa lo más mínimo de hacerlos sin fusilar nuestro rico idioma, que esa es otra. Tampoco de dar lecciones magistrales a nadie. Así que voy al grano, que la paja la lleva el aire.

Todo esto viene por ese ataque encarnizado a Diario de Transporte por parte de algunas personas. Algo que no se entiende, pero que tiene su sentido. Sobre todo cuando la regla máxima de Julio Gómez Tranche desde que comenzó su andadura el periódico digital (no una página web) el 17 de noviembre de 2015, fue la independencia. A lo largo de este tiempo, poco a poco, hemos ido limando errores y fallos, que nuestros fieles lectores nos hacían por privado, así ha sido y así seguirá siendo; sencillamente porque nadie es perfecto, y nosotros menos.

Desde hace unos meses hemos realizado cambios en la edición

Nuestras noticias son de agencias de información o de contenido propio. Un contenido propio trabajado, investigando, con hilos de los que tirar que nos envían por privado. Tranquilos que no vamos a revelar nuestras fuentes, eso jamás. Hay quien, desde la más absoluta ignorancia, -madre del más descarado atrevimiento-, nos compara con paginas web ilegales y piratas que convierten la información sobre el transporte en un insulto a la inteligencia, para los profesionales del transporte y a cualquier ser humano con un poco de dignidad.

Cambiando descaradamente titulares originales de otros medios serios, convirtiendo la informacion en mierda. Del estilo de: “Un camionero Portugués ebrio mata a dos jóvenes de 22 y 26 años de Pontevedra en la N-I”. Cuando la noticia original y el titular era de diariodeburgos.es que lo recogía en su edición del pasado 9 de agosto con el titular: “Dos muertos en la N-I en un accidente que causó un camionero”. Esto sencillamente es bochornoso. Por el contrario la noticia publicada por Diario de Transporte fue: El camionero que supuestamente provocó el accidente de la N-I dio positivo en alcohol

Lo anterior no es más que una muestra, amén de otras muchas, evidentemente puede que alguno de nuestros titulares ofenda a alguien, no estamos en la mente de cada lector. Acusar de publicar accidentes y morbo es fácil. Lo que confunde es que las noticias sobre accidentes figuren siempre entre las más leídas y que las serias, y las relacionadas con la legislación de transporte, por poner un ejemplo, en muchas ocasiones, pasen inadvertidas, contradicciones propias de la sociedad en la que vivimos. Quien no se lo crea, podemos demostrarlo con datos. Repito que no somos perfectos, Dios nos libre de ello.

Sobre todo y ante todo porque Diario de Transporte está registrado legalmente, paga sus impuestos y todos aquellos permisos y tasas correspondientes, exactamente igual que cualquier otro medio de información legal. Es más, Diario de Transporte esta auditado por OJD Interactiva, algo a lo que se someten todos los meses los medios legales que pagan su registro correspondiente. Esto es simplemente una muestra.

Por eso que, es muy fácil acusar a la ligera de mentir, inventar, ser sensacionalista o falso, cuando aquella noticia, artículo u opinión no nos interesa, algo que diferencia, y mucho al comportamiento de otros lectores. Porque el alcance de nuestro periódico digital es mundial. Como marca la diferencia entre los lectores que sí saben leer, que contrastan las informaciones y opinan en consecuencia. Porque juntar letras no es saber leer. Saber leer significa hacerlo detenidamente, interpretando cada artículo o noticia dentro del contexto de la misma y sacar sus propias conclusiones.

Diario de Transporte no publica al dictado de nadie

Somos independientes y legales, algo que no es fácil. Es más, si alguien considera que nos estamos enriqueciendo con la publicidad que pruebe a publicar uno, se registre legalmente, no se venda a ninguna marca ni empresa por un simple anuncio, y después que nos diga como obtiene beneficios. Si, porque hay mucho pajillero mental que proclama que nos hacemos ricos con los “me gusta” de Facebook. Mentira, esta red social no paga, al contrario, cobra. Los “me gusta” de nuestro medio son orgánicos, los de otros, pagados. Con dinero por medio hay empresas a nivel mundial que te consiguen 200.000 “me gusta” en una semana. Pero son falsos, algo que Google detecta y penaliza.

Porque si, Google si paga por la publicidad, pero eso nunca lo hemos negado, tenemos publicidad, porque tenemos la manía de pagar facturas y poder seguir adelante con el proyecto que nos marcamos como objetivo, que no es otro que ser el portavoz de aquellos de los que no se acuerdan los medios tradicionales que informan sobre transporte: Los camioneros, las personas que cargan y descargan camiones, que trabajan en la logística en los almacenes, los taxistas, estibadores de puertos y aeropuertos, conductores de autobús, y cualquier otra persona de que tenga relación con el transporte de cualquier tipo. También de empresas y empresarios del sector. Porque la verdadera información tiene que ser plural e independiente.

También damos voz a los profesionales que opinan libremente cada semana en nuestras páginas, nos limitamos a publicar sus opiniones sin entrar a juzgarlas. Incluso muchas veces hemos invitado a quienes desde las redes sociales nos juzgan a que nos envíen sus opiniones y las publicamos, aún las estamos esperando ansiosos por publicarlas. Hemos sido los primeros en publicar entrevistas a camioneros y camioneras, algo que después hacen otros.

Incluso aquellos que nos juzgan por detrás porque en el perfil de su editor hay amistades que no son de su agrado, han tenido la oportunidad de opinar públicamente en Diario de Transporte y no lo hacen, es más, desde hace años tienen en su Messenger o correo electrónico preguntas para una entrevista a la que, en principio, dijeron que si, pero que no han respondido. Allá cada cual con su conciencia.

Desde que Diario de Transporte apareció en Internet, multitud de medios han comenzado después a publicar noticias sobre transporte. Lejos de pretender asignarnos el mérito, es de justicia hacer memoria y retraerse a antes del 17 de noviembre de 2015 y tirar de hemerotecas, para ver cuando estos medios con millones de lectores diarios publicaban noticias de transporte, mas allá de los simples sucesos.

También fuimos los primeros y así seguiremos en denunciar públicamente los abusos por parte de las empresas a conductores, trabajadores y demás. Del mismo modo que publicamos las versiones contrarias. Otros medios hacen una noticia a la carta sobre empresas y fabricantes, que incluyen la publicidad en sus páginas,  nosotros nos limitamos en muchas ocasiones a publicar íntegras la notas de prensa que nos llegan a diario a nuestro correo electrónico. Por lo tanto, siempre publicaremos, contrastaremos las fuentes y actuaremos de acuerdo con nuestro criterio, porque la independencia es sagrada. Quien quiera que publiquemos su opinión lo tiene fácil, basta con ponerse en contacto con nosotros.

En fin, el tema da para mucho. Pero repito, allá cada cual con su comportamiento y conciencia. Como siempre ¡¡¡¡BUENA RUTA!!!!.

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Etiquetas

, , ,