El futuro del transporte requiere camioneros con una mejor formación. "Camionero García". Opinión

El futuro del transporte requiere camioneros con una mejor formación. “Camionero García”. Opinión

señor, camionero, Manuel Pérezcarro, opinión,

La escasez de conductores y la demanda de servicios de transporte que no se cubre con transportistas locales, se están convirtiendo en un problema estructural grave para el sector en España.

En tiempo atrás no se quiso atajar este problema a través de una formación profesional y darle a la profesión una cualificación que merece por dedicación en tiempo y riesgo soportado, acompañando esto de una mejora salarial y unas condiciones laborales más dignas. Porque es posible desde las empresas, organizar el trabajo para que este se realice en las mejores condiciones y para ello es necesario cobrar un justo precio que permita hacer las inversiones necesarias, tener una disponibilidad de conductores y mantener un cierto nivel de beneficios.

No es menor el problema en otros países del entorno y para hacer más atractivas las ofertas las acompañan de mejores salarios y mejoras adicionales, como es el caso de ayudas de habitabilidad. Tampoco esto mejora el futuro, pues el verdadero problema es la profesionalidad de los conductores y lo vemos en la carretera cada día con comportamientos muchas veces criminales. No puede ser que ejercer esta profesión este latente cada día más el riego de morir o de que te maten.

Hoy, los camiones modernos tienen una seguridad demostrable y una eficiencia que permiten mantener unos costes razonables, pero la mano del conductor es fundamental para asegurar un servicio de transporte creíble y ahí está la clave, una formación continua y vigilada por parte de empresas y organismos oficiales que permita controlar la seguridad de todos en el desarrollo de la actividad.

Muertes en carretera, por accidente o enfermedad, alcohol y drogas, conductas temerarias y cierta permisividad en la violación de las normas, crea de esta profesión un oficio nada atractivo y si a esto lo acompañamos de la política de semiesclavitud que ejercen muchas empresas, se convierten en detonantes para que además los profesionales que hay huyan del sector.

Lo han visto las marcas, las instituciones y las empresas tecnológicas y van a acelerar en la construcción de camiones autónomos, megatrucks y mayor volumen y peso transportado, porque la contaminación es un tema actual, pero la falta de conductores profesionales es un serio problema y ya todos los interesados están trabajando para que los cambios se realicen a corto plazo.

Vamos a ver cambios muy interesantes y poco agradables para los trabajadores del volante. Pero no por eso se acaba el mundo, sólo se transforma. (Foto de archivo)

Camionero García

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,