Saber conducir no es saber circular. "El camionero ácrata". Opinión

Saber conducir no es saber circular. “El camionero ácrata”. Opinión

estado, carreteras, tarde,

Apreciado Dominguero, ahora que llega el periodo estival y vamos a compartir carretera, vamos a repasar unas pocas normas de civismo en la carretera. Esos carriles por los que se entra y se sale de autovías y autopistas, se llaman carriles de aceleración y deceleración respectivamente. Te voy a explicar cómo se usan, pero vayamos por partes.

Carril de aceleración: este carril, es para que te incorpores a la vía con suficiente velocidad para no hacer frenar a los que circulan por ella. Si ves que no puedes incorporarte sin molestar, tienes que parar y ceder el paso, por eso hay un triángulo pintado en el suelo (no es un homenaje a las pirámides de Egipto).

La gente educada intentará echarse al carril izquierdo para facilitarte la incorporación. Pero, una vez que te incorpores, no aceleres y permite que él vuelva al carril derecho y si ya le das luces para facilitar que vuelva al carril, te ganarás un trocito de cielo.

Carril de deceleración: este carril vale para que cuando salgas de la vía, puedas reducir la velocidad sin interrumpir a los que circulan por ella. Es decir, se frena en el carril, no antes. Si frenas antes, obligas a decelerar a los demás.

Entiendo, que como vas de vacaciones, vas relajado viendo el paisaje y no me parece mal. Pero cuando veas que se te adelanta, intenta no aumentar tu velocidad y facilitar el adelantamiento y repito, si una vez que te sobrepasan das luces, ganarás otro trocito de cielo.

Eso si, se te agradecería que intentaras mantener una velocidad constante, algunos parece que os fastidia que os adelante un camión y os pasáis el viaje a tirones, provocando un montón de adelantamientos, siendo está una maniobra de riesgo en carretera.

Si por alguna casualidad, adelantas a otro vehículo, por favor, no te metas a cuchillo. Esto provoca golpes y frenazos (recuerda 40 tm a 90 km/h, no son fáciles de frenar). Si te fijas en el lado derecho de tu vehículo, hay un espejo, úsalo para poder reincorporarte al carril sin molestar al vehículo que te precede.

Con estas sencillas normas de civismo en carretera, todos podremos llegar sanos y salvos a nuestro destino. Si no, como diría mi paisano Manquiña, “vai a haber ondonadas de hostias”. (Foto de archivo)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,