Pantalla o corazón. "Vivo en la carretera". Opinión

Pantalla o corazón. “Vivo en la carretera”. Opinión

convertidos, bichos, redes sociales, opinión,

Todo va cambiando a diario y de una manera frenética, me atrevería a decir. El impacto de internet, en todos los ámbitos, es algo que ya viene de serie y el transporte no se queda atrás.

Webs, aplicaciones e infinidad de herramientas, aparecen a diario para “intentar” facilitarnos la labor diaria. La conexión, hay momentos que parece imprescindible, para poder llevar a buen fin el trabajo a realizar.

Quizás, haya cosas que acaben siendo imprescindibles en el tema tecnología, no voy a negar la mayor, pero sigo pensando que, el factor humano, es más importante hoy que toda la infinidad de parafernalia tecnológica que nos rodea. Sí, ya sé lo de los camiones autónomos y bla, bla, bla, pero hoy sigue haciendo falta para que el transporte se mueva, los sentidos y habilidad de un conductor experimentado para que la faena se cumpla.

Llega un momento que pensamos que todo se puede hacer desde el móvil o desde un ordenador y nada más lejos de la realidad. Hace falta un hombre donde siempre hizo falta. Hace falta ese compañero que tantas veces ansiaste en sentarte a charlar con él.

Sigue haciendo falta el veterano que sabía la mejor manera de hacer el trabajo. Sigue haciendo falta el esfuerzo y la humildad sincera, de aquellos que deseabas encontrarte para aprender algo más de esta bendita profesión. Sigue haciendo falta corazones sencillos y dispuestos.

Tristemente, en esto último, la tecnología nos ha jugado una mala pasada. La facilidad con la que nos conectamos unos con otros, ha hecho que las cabinas de los camiones, al anochecer, sean un conjunto de caras iluminadas por las pantallas de los móviles. El contacto humano lo vamos dejando de lado, sin darnos cuenta que es ahí donde se nos escapa la esencia.

Algunos lo prefieren así, con la disculpa de que están cansados de escuchar lo mismo siempre, pero luego son los primeros que hablan de falta de unión…

Incluso los hay que, a pies juntillas, creen en el “dios facebook”, haciendo reverencias de todo aquel que sale proclamando lo primero que se le venga a la cabeza. Y quizás no sean los peores, pues los hay que montan cruzadas de desprestigio y demás alevosías como si les fuera la vida en ello a aquellos que piensan lo contrario.

Y así nos va yendo…, pensando que todo el transporte está detrás de una pantalla y nada más lejos de la realidad. A veces creo que la tecnología y las redes sociales han logrado separar más que unir. (Foto de archivo)

¡¡¡BUENA RUTA Y LLEVAD CUIDADO SIEMPRE!!!

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,