Mantenimiento y chatarra en el transporte. "El camionero en ruta". Opinión

Mantenimiento y chatarra en el transporte. “El camionero en ruta”. Opinión

mantenimiento, chatarra, transporte, camionero, ruta,

Desgraciadamente estamos en verano y más vale que no se den las estadísticas de accidentes de años pasados en los que han perdido la vida camioneros. Porque no sólo la fatiga, el sueño, el calor y los continuos cambios horarios influyen en estas trágicas estadísticas.

También influye y mucho, el estado y el mantenimiento de los vehículos de transporte. Ruedas que para el jefe aguantan cientos de kilómetros, recauchutadas hasta por tercera vez, que con el exceso de calor y peso revientan solas aunque solo tengan cientos de kilómetros, por poner un ejemplo.

Estamos soportando, además de las consecuencias lógicas de esta maldita crisis, el tener que trabajar al límite con los vehículos. Además de ruedas en mal estado, un mantenimiento mínimo, averías pequeñas que se van haciendo día a día mayores, en lugar de pasar inmediatamente por el taller, envejecimiento de los vehículos, y todo lo demás, también como consecuencia de esta crisis.

Crisis que terminamos lamentablemente pagando, como en los casos a los que me refería al principio, con nuestras propias vidas. No me valen esas cifras que dicen que ha aumentado la venta de camiones, furgonetas y autobuses nuevos, ni tampoco las que apuntan también al crecimiento en las matriculaciones de las plataformas.

Porque si esas cifras las analizamos más detenidamente, y no en líneas generales, nos daremos cuenta de que prácticamente el 90 por ciento de esos nuevos vehículos son de propiedad o de renting de las grandes multinacionales del transporte.

Todos sabemos como funcionan estas empresas, en que número de años está, más o menos, la renovación de sus flotas, que van entre los 2 años y los 4. Luego esos vehículos pasan a engrosar la lista de los que se vuelven a vender como de ocasión. Pero después de acumular sobre sus espaldas cientos de miles de kilómetros, agotar al máximo su vida útil, o de garantía. En el mercado de ocasión entran con un mantenimiento mínimo, y vuelta a las carreteras.

Pero por otra parte, tenemos ese otro parque de vehículos. Sobre todo entre los autónomos y las pequeñas empresas. Esos que lastrados por la crisis del sector, por unos precios que nunca han sido los que se deberían de pagar en justicia, obligan directamente a sus propietarios a seguir aguantando con ellos hasta alargar al máximo su vida útil. Esta es la madre del cordero. Lo que termina teniendo consecuencias desgraciadamente trágicas sobre los conductores.

Vehiculos que pasan las inspecciones técnicas al limite. Porque aquí en España parece que le tenemos cierto pánico a este tipo de inspecciones, cuando en realidad debería de ser todo lo contrario. Se de muchas empresas que al tener cuenta abierta en muchas estaciones de ITV las pasan, incluso con vehículos que ya deberían llevar varios años fuera de las carreteras.

¿Porque las pasan?. Sencillamente porque de no hacerlo, esas empresas concesionarias perderían importantes carteras de clientes fijos que se irían a otro lado. Porque siempre hay otras que son menos exigentes a la hora de inspeccionar los vehículos. Si, que nadie se sorprenda, así como suena. No creo que esto sea ninguna novedad para nadie. Sobre todo si trabaja en una empresa mediana o grande.

Total que así estamos, arrastrando cada día mas chatarra, corriendo riesgos muy graves con consecuencias trágicas sobre los conductores. Si además le añadimos, que a pesar de las quejas, en España las inspecciones a los vehículos en las carreteras, en cuanto a temas de mantenimiento es mucho más leve en comparación con otros países como Alemania, por ejemplo, pues ya tenemos el circulo cerrado.

Hacer una lista aquí de las empresas que se pasan el mantenimiento por donde les da la gana, limitándose a eso de : “Este vehículo todavía aguanta muchos kilómetros” sería muy larga desgraciadamente. Pero que es una realidad esta situación, creo que nadie en su sano juicio se atrevería a negarla.

Espero que algún día cambie, porque de lo contrario, si continúa como está, o empeorando, estaremos jugando cada día más a la ruleta rusa en la carretera, con consecuencias muy trágicas, no sólo para nuestras vidas, también para el resto de los usuarios de las vías. ¡¡¡¡BUENA RUTA!!!!. (Foto de archivo)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,