Por que no hay más ciego que aquel que no quiere ver. "Siempre por lo negro". Opinión

Por que no hay más ciego que aquel que no quiere ver. “Siempre por lo negro”. Opinión

división, países, U.E. tramitación, Paquete de Movilidad,

Esteban Rivera Ibáñez

 

El mayor problema que nos encontramos desde hace mucho tiempo, es el gran número de gente que lejos de intentar desarrollar su actividad dentro de la legalidad y la normativa, apuesta descaradamente por lo contrario.

Unos, por que por conseguir un trabajo, apuestan por aceptar cobrar por kilómetros, cosa ilegal en nuestro país. Otros, por que huyendo de embargos, fracasos profesionales, derivados de sus aventuras creyendo que para empresario vale cualquiera, aceptan el chanchullo como forma de trabajo.

Una gran parte, por aquellos de neurona facilona, que se creyeron los cuentos de ser su propio jefe, “Tú, eres un tio que vales. Nosotros te facilitamos todo“, etc y decidieron entrar en ese estercolero de las cooperativas de “alquitonomos”, meras franquicias de esos flotistas y logísticas explotadores de desdicha humana, creadores de miseria y carentes de cualquier ética empresarial.

La continua escalada de contratación de trabajadores en suelo patrio con salarios tercermundistas de otros países, la contratación de empresas de países lejanos realizando cabotaje ilegal  incurriendo en competencia desleal, fomentada por esos empresarios cuya única forma de subsistencia es la búsqueda de transportistas “low cost” sin importarles procedencia o legalidad.

La suma de todos estos factores, hace muy difícil la subsistencia de los autónomos, las pymes y alguna empresa grande que aún tiene un viso de decencia, de principios y respeto a la legalidad. Pero lo más triste, es que ya no hay camioneros de vocación, ya no hay casi gente que ame este santo oficio, ya casi ha desaparecido el orgullo de ser Camionero.

La dignidad, el decoro y la educación de muchos que acceden a nuestra profesión, es muy cuestionable, más bien son mercenarios sin oficio, sin más habilidad que berrear por las redes sociales y hacer gala de su desfachatez allá por donde van.

Difícil situación cuando 30 intentan regular y legislar algo desde Bruselas y 300.000 buscan cualquier forma de burlarse de las leyes. Como dice un amigo mio “matar al mensajero”. Desgraciadamente, mensajeros hay pocos, diezmados por los chanchulleros. ¡Hala, por lo negro! (Foto de archivo)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,