Marta Sánchez, al mando de 55 rutas de camiones

Marta Sánchez, al mando de 55 rutas de camiones

Marta Sánchez, mando, ruta, camiones,

Marta Sánchez, Administradora de la empresa de logística y transporte frigorífico Narval

En la agenda de Marta Sánchez apenas hay un hueco libre. Su trabajo al frente de Narval, una pujante empresa de transporte y logística frigorífica que emplea a 147 trabajadores, absorbe casi todo su tiempo. «Mi día a día es un poco tremendo. Viajo mucho porque tenemos diez delegaciones en toda España y al menos tres o cuatro días a la semana me levanto a las cinco de la mañana. Procuro viajar en días alternos y me muevo en tren, avión o en coche. Desgraciadamente a Extremadura tengo que ir por carretera».

Esta ocupadísima madre de cuatro hijos asegura que intenta llegar a primera hora a su destino para aprovechar el tiempo con la gestión operativa y las reuniones con clientes para estar de vuelta en casa en el día; «aunque no siempre lo consigo», se lamenta tras salir con retraso de una reunión en Barcelona. Reconoce que su marido es un pilar fundamental para intentar conciliar en paridad y también agradece el apoyo de su madre. «No quita para que cuando uno de los niños está enfermo me vaya con el corazón en un puño, como le pasaría a cualquier mujer».

La emeritense de 44 años con residencia en Madrid es la cabeza visible de una empresa familiar con cuatro décadas de historia y una expansión continuada. Su padre, el gallego Antonio Sánchez Pardo, fundó el germen de Narval en Mérida, donde se había mudado desde Galicia destinado por la empresa Montaña, propiedad del bisabuelo de Marta. «Mi padre adoraba su tierra natal, pero era un auténtico enamorado de Extremadura». Y aquí estableció su residencia y alumbró un negocio que luego ampliaría con sedes en Madrid y Sevilla.

«Mi día a día es un poco tremendo. Viajo mucho porque tenemos diez delegaciones en toda España»

Desde entonces la compañía no ha parado de crecer en estructura y volumen de mercancía transportada, sin dejar de lado sus raíces extremeñas. «Siempre hemos tenido mucho componente operativo allí: gran parte de los conductores de ruta son extremeños y la sede más grande por superficie sigue estando en Mérida».

Ahora Narval cuenta con diez delegaciones y distribuye alimentos refrigerados por toda España y Portugal. «Hemos dado el salto a todo el territorio nacional y manejamos una media de 55 rutas diarias». La empresa cuenta con unos 92 vehículos propios, además de 52 camiones autónomos contratados. A finales de 2017 incorporaron el transporte de mercancías en megacamiones.

Cuando llegó el momento de elegir carrera Marta se apartó del camino trazado por la saga familiar. Estudió Ciencias de la Información en la Complutense y durante diez años trabajó para la Fundación Albéniz, encargada de la gestión de proyectos europeos con distintas instituciones culturales. Años de formación le otorgaron un currículo de mujer preparadísima. Además de una licenciatura, posee dos másteres, varios cursos de doctorado y tres años de Historia del Arte.

Su viraje laboral llegó en 2006 a raíz de la enfermedad de su padre. «Entonces me empiezo a hacer cargo de la empresa y con su fallecimiento en 2009 me pongo al frente». El repentino giro de su trayectoria «fue más rápido de lo deseable; aunque, con esfuerzo, finalmente las cosas salieron bien».

El traspaso de la responsabilidad coincidió con el estallido de la crisis, reto agravado por «un sector especialmente dinámico y nada fácil». La gran competencia de Narval está integrada por multinacionales con una «capacidad de gestión mucho más fuerte que la nuestra». Aún así luchan por convertirse en una empresa de referencia en un sector competitivo como la logística frigorífica. Detalla que «a nivel de empresas de transporte capilar en el sector de la alimentación estamos en el puesto 18 o 20, un buen posicionamiento».

Impacto de la crisis

La ampliación de la flota de megacamiones de Narval, que comenzó sus rutas a finales del año pasado, es una de las líneas de innovación que lidera la empresaria. En breve incorporarán dos nuevos megatráiler a la ruta de Galicia. Por otra parte están invirtiendo en vehículos híbridos para mejorar la eficiencia energética. «El problema aquí es la deficiente oferta en el mercado de camiones que soporten el transporte frigorífico o refrigerado con la fiabilidad que nosotros pedimos».

En estos momentos su empresa también se centra en eliminar papel de todos los procesos en una apuesta decidida por la digitalización. «Este sigue siendo un sector tremendamente analógico».

Como experta, la extremeña puede hablar con criterio sobre la futura Plataforma Logística de Badajoz: «Todo lo que sea fomentar nudos logísticos y poner a Extremadura en el mapa ayuda; pero eso tiene que ir de la mano de una buena red de transportes». Constata que se pierde mucho tiempo en desplazamientos por el déficit ferroviario y por eso «hacer negocios en Extremadura sigue siendo difícil». Fuente original: hoy.es

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,