Meando en una botella. "Camionero García". Opinión

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Meando en una botella. “Camionero García”. Opinión

meando, botella, camioneros, servicios, transporte, actualidad, opinión, debate,

Salimos de la autopista, giramos a la derecha para tomar la nacional y te encuentras con la realidad de nuestro sector, una cantidad de botellas de orina tiradas desde la ventana de los camiones, escondiendo la mano para no ser detectados.

Así es nuestro comportamiento respecto a la situación que vive el sector, pedimos respeto y solidaridad para los camioneros, que no se nos trate peor que a perros abandonados, decimos que somos la última mierda en la carretera, que se nos persigue y acosa… pero nosotros no hacemos nada para mejorar esta situación.

Vamos a muchos muelles de carga y nos niegan el acceso a los baños, nos hacen esperar en la calle a pesar del frío o el calor, cada vez tenemos menos salas de espera para conductores, nos dan un busca para acceder a los muelles sin pensar si hemos dormido o es nuestra hora de comer y no podemos movernos del camión para no perder la vez y ahí mientras esperamos nos envalentonamos en las redes sociales, como si fueran la panacea a nuestros problemas, como si por publicar una denuncia se le fuera a dar solución alguna… si cuando un compañero se opone a los abusos, nadie y digo nadie del resto de los que allí esperan le apoyan, solo piensan que si se va o no le descargan ellos entraran antes a mover la transpaleta, eso si, despues de berrear su discurso hipócrita por las redes.

Ya va siendo hora de vaciar la botella de orín donde la tierra pueda filtrar su asqueroso olor a cobardía y limpiar el entorno, porque si los cargadores, las administraciones y las diferentes policías nos acosan, según estos abrazafarolas, la verdad es que somos nosotros mismos los que consentimos que nuestra profesión, al menos los que amamos esta bendita profesión, se esté llenando de auténticos cerdos que no son capaces de defender su propia salud y que además de dejarse morir por las cunetas están matando nuestra economía familiar cuando no segando vidas de inocentes.

Mientras estos cerdos, se ceban de latas y mean en las botellas el orín alcoholizado de su vejiga para dejarla en cualquier lugar sin pensar, porque ya no dan ni para pensar, que no respetan norma alguna, que roban a los compañeros para engrosar su miseria y podredumbre, dejando un rastro de inmundicia, si estos que venden su trabajo por unas pocas monedas están dejando el sector como un solar. Si, si, porque ellos son los que aceptan salarios de miseria, y una cabina para vivir, mientras sus jefes gestionan sus negocios con precios a la baja, les obligan a tirar y tirar sin respetar descanso alguno y con la complacencia de estos miserables.

¡¡¡Basta ya!!!

Tenemos que denunciar estas actitudes, intolerables para un sector que pretende ser transparente y solidario con el medio ambiente. Necesitamos otro tipo de personas, mas educadas y respetuosas, capaces de decir no a los abusos, capaces de comprender que esto es un trabajo y no una guerra, que la solidaridad no es guardar el sitio a un paisano sino respetar el trabajo del compañero sea de donde sea y de la empresa que sea, que la competencia sea por calidad y no por precio.

Necesitamos el apoyo de las autoridades, sancionando fuertemente a aquellas empresas y conductores que violen las normas laborales y de convivencia y sacando del sector a aquellos que solo vinieron a especular con la vida de los trabajadores del camión, donde quedan y cada vez menos gentes nobles y responsables, muchos de ellos ya fuera del sector por buenos profesionales y todo gracias a estos tragaldabas de tres al cuarto.

Nuestro futuro es nuestra responsabilidad y este la hemos abandonado en una botella llena de orín en una cuneta de nuestra ruta.

Camionero García

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , , ,

Etiquetas

, , , , ,