Requiem por un Camionero Español. "Siempre por lo negro". Opinión

Megabanner cabecera Diario de Transporte

Requiem por un Camionero Español. “Siempre por lo negro”. Opinión

llegar, hora, puerta, cliente, camones, trabajo, opinión, debate,

Esteban Rivera Ibañez

 

Mi mas sentido pesame a esta gran familia camionera por la extinción anunciada, esperada y consabida de esta forma de vida que por mucho que nos entristezca es una realidad palpable, lo más triste es que es consentida por nosotros mismos.

Hemos perdido el orgullo, hemos perdido el sueño de la libertad, la enorme satisfacción que proporciona ser un espíritu indómito, lleno de iniciativas y retos que significaba ser un Camionero Español.

Ya no dependemos de nuestro esfuerzo, de nuestra intuición, de nuestra experiencia. Todo está programado, todo planificado, todo calculado por mentes que nos han convertido en engranajes de una máquina en que lo humano, lo personal, lo profesional pasa a ser una estadística de costes de producción y un número en la cuenta de resultados.

Pues se están equivocando y mucho. A esas mentes fruto de estadísticas, informática y cálculos absurdos hay que decirles que esas modernas máquinas llenas de automatismos, electrónica e informática nunca podrán andar sin un factor humano, sin una intervención de un camionero y que por mucho que programen, diseñen o calculen el que sufrirá los atascos, los accidentes, las inclemencias, blas esperas, las labores de repostaje y maniobras de carga y descarga será un camionero, que la única forma de progreso es el respeto a ese camionero y que sin nosotros son montones de chatarra encima de un neumático.

Cuando realmente nos demos cuenta del enorme valor que tiene nuestro trabajo, cuando nos percatemos de que somos no solo necesarios, me atrevo a decir que imprescindibles para el desarrollo de las empresas, cuando pensemos que las industrias, empresas, logísticas sin nosotros solo son estanterías llenas de mercancía y exijamos el respeto, el reconocimiento que nos merecemos empezaremos a recuperar lo que representa ser Camionero Español.

Esas faltas de respeto, esas esperas injustificadas, esas prepotencias hacia nosotros deben ser repudiadas, eliminadas y recriminadas por todos nosotros, sin nosotros no son nada, sin nuestra intervención no funciona nada, es hora de pensar que la fuerza la tenemos nosotros y sus beneficios dependen de nosotros.

Orgullo, raza y pasión, el señorío del Camionero Español.
Foto( Archivo Diario de Transporte)

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Etiquetas

, , ,