Detienen en El Berrón a la okupa que se instaló a vivir en el piso de un camionero

Detienen en El Berrón a la okupa que se instaló a vivir en el piso de un camionero

detenida, okupa. vivienda, camionero, sociedad

El hombre teme volver a su casa y que en otro viaje le ocurra lo mismo

La Policía Nacional detuvo, ayer, a última hora de la mañana, a la mujer que se había instalado en la vivienda social de Vipasa en la que reside de alquiler el camionero José Antonio L.A., en la calle Picu Pienzu de El Berrón (Siero). La “ocupó” a principios de marzo, aprovechando que el hombre se encontraba de viaje por Francia. A la intrusa se le acusa de un delito de allanamiento de morada.

El afectado había denunciado la situación y estaba pendiente de la orden judicial para que se produjera el desalojo del inmueble. Un juez de Siero la dictó ayer por la mañana y los agentes se presentaron en la vivienda para que esta mujer la abandonara. Tras su detención ha pasado a disposición judicial.

José Antonio L.A., que ayer estaba de viaje, ha recibido la noticia de forma agridulce, pues aunque haya recuperado su piso teme volver a instalarse allí y que en otra de sus ausencias le vuelva a ocurrir lo mismo. No quiere vivir con esa incertidumbre. Además, lamenta que se ha quedado sin ninguna de sus pertenencias y objetos personales, sólo ha salvado lo que llevaba consigo. “Perdí lo que tenía, lo mío, lo tiraron todo”, lamenta, aunque luchará en el juzgado por recuperarlo. “Me dejaron con lo puesto”, insiste. Aunque lo que más le duele es haberse quedado sin muchos recuerdos familiares, como un crucifijo de oro que le regalaron sus padrinos cuando nació o el reloj con el que su padre veía pasar las horas cuando iba a trabajar a la mina. También le pesa haber perdido otro reloj que le regaló su madre. Son recuerdos y objetos, con gran valor sentimental, al igual que las fotos.

Llevaba tres años viviendo de alquiler en las viviendas sociales de Vipasa en la calle Picu Pienzu. “¿Quién lo piensa, llegar a casa y encontrarte con esto?”, reflexiona. Se refiere a que sea una vecina la que te avise que han entrado en tu casa y te has quedado sin tus pertenencias. Teme regresar y que, más allá de posibles represalias, le pueda ocurrir lo mismo. “Ando siempre de viaje”, argumenta.

Vipasa le había ofrecido otra vivienda social mientras se solucionaba el problema y puede ser una solución para no tener que regresar al que un día fue su hogar.

Pero los problemas de convivencia, sobre todo, en este edificio, pero también en el de Picu Urriellu, a la vuelta de la esquina, vienen de atrás. Desde hace unos meses, varios okupas se han instalado en unos ocho pisos, que estaban vacíos. Por lo que son casos diferentes al de José Antonio L.A., ya que el suyo fue un allanamiento de morada, pero que igualmente están causando problemas de vecindad y seguridad ciudadana. Vipasa ha procedido a tapiar las viviendas vacías y ha iniciado un proceso judicial para expulsar a los okupas, que han pagado entre trescientos y cuatrocientos euros a un individuo para que les entregue las llaves de la casa.

La Policía Nacional y Local han intensificado los controles y la vigilancia en estas calles y el gobierno local estudia instalar cámaras en la vía pública. En las siete inspecciones realizadas el jueves, segundo día de esta campaña, sólo uno de los conductores cometió una infracción y fue no tener al día la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). El resto lo tenían todo en regla. Fuente: lne.es

Intervención policial en El Berrón

 

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Etiquetas

,