Cinco detenidos en Portugalete y Bilbao por colar inmigrantes ilegales en Reino Unido a través del Puerto

Cinco detenidos en Portugalete y Bilbao por colar inmigrantes ilegales en Reino Unido a través del Puerto

detenidos, tráfico, inmigrantes, puerto, Bilbao, Santander,

La Guardia Civil también ha arrestado en Santander a otras dos personas en el marco de una operación que sigue abierta y cuenta con ramificaciones internacionales

Al menos siete personas han sido detenidas por la Guardia Civil esta mañana en una operación contra el tráfico ilegal de seres humanos desarrollada simultáneamente en Bizkaia y Cantabria. Los arrestados están acusados de facilitar la entrada de inmigrantes irregulares en Reino Unido a través de los puertos de Bilbao y Santander, que cuentan con ferries que viajan a este país todas las semanas. A cambio de dinero, los detenidos -entre los que hay ciudadanos kurdos, albaneses y una mujer española- facilitaban escondrijos a las personas en situación ilegal en vehículos y remolques con destino a tierras británicas.

De los siete arrestos practicados a primera hora de hoy por agentes de la Comandancia de Bizkaia, cinco han tenido lugar en Bilbao y en el barrio portugalujo de Repélega. Los otros dos se han producido en la capital cántabra, en el número 11 de la calle Liébana, donde cerca de quince efectivos entraron en el inmueble sobre las 6.30 horas y se llevaron arrestados a dos hombres jóvenes. Según testigos presenciales, uno de ellos intentó huir por una ventana. El espectacular despliegue alertó a periodistas y vecinos del inmueble, que se asustaron por el estruendo causado por los guardias civiles al derribar la puerta.

El dispositivo, según fuentes cercanas a la investigación, sigue en curso, por lo que no se descartan nuevas detenciones a lo largo de la jornada y en los próximos días. El operativo, abierto por orden judicial, se encuentra bajo secreto de sumario, pero ha trascendido que la trama cuenta con importantes conexiones internacionales.

Hacer negocio

En los últimos meses, efectivos policiales -tanto españoles como británicos- han detenido a varias personas que pretendían hacer negocio a costa de los inmigrantes ilegales que quieren llegar a Reino Unido. El pasado 18 de enero, un hombre y una mujer, de nacionalidad española y residentes en Cantabria, fueron detenidos en el Puerto de Bilbao por la Guardia Civil al intentar colar en el ferry a cuatro albaneses que habían ocultado en el maletero de su caravana. Estaban escondidos bajo lo que parecía ser un colchón y «en pésimas condiciones de salubridad», ya que se encontraban muy apretados y sin un lugar donde hacer sus necesidades. Los arrestados quedaron en libertad, a espera de juicio. No obstante, algunas de las personas que pretendían lucrarse colando polizones en el ferry han acabado en la cárcel de forma fulminante: dos hermanas británicas -Alison y Fabiola Alman- fueron sentenciadas a seis y cinco años de prisión respectivamente por meter en el ferry de Bilbao a 7 albaneses, uno de ellos menor de edad, dentro de su caravana. Fueron sorprendidas el pasado cuatro de octubre al llegar a Portsmouth cuando la Policía británica de Fronteras (Border Force) percibió un hedor «insoportable» debido al atasco del WC. Según publicó la prensa británica, Alison debía 4.000 libras a un traficante que le propuso cancelar la deuda a cambio de su colaboración, pero la jugada le salió mal y tanto ella como su hermana ingresaron en prisión poco después de su fallida aventura.

Efectivos del instituto armado se llevan a uno de los detenidos en Santander. / EFE

Fenómeno al alza

La Guardia Civil detectó el pasado año 3.815 intentos de acceso al Puerto de Bilbao, diez veces más que los registradas en 2016, según el balance de la actividad del instituto armado hecho público el mes pasado. Es frecuente que una misma persona acumule en su ‘historial’ varios conatos. El agravamiento de la situación es patente desde hace meses. No solo porque los gestores de la infraestructura decidieran levantar un muro de cuatro metros de alto para dificultar el acceso al parking en el que esperan los camiones, lo que generó una importante tormenta política, sino por el clima que se vive en Zierbena. Mientras esperan el momento oportuno, los inmigrantes se instalan con tiendas de campaña en parques y descampados del municipio. Se asean en las fuentes, utilizan la red wi-fi municipal… Aunque la Justicia ha considerado que este tipo de situaciones no suponen la infracción de ningún tipo de ley, este fenómeno ha causado «malestar» entre muchos vecinos de la localidad marinera. Según indican, el número de inmigrantes que se acerca al Puerto está creciendo de forma espectacular yalgunos han denunciado a la Ertzaintza repetidos allanamientos de viviendas y negocios que atribuyen a grupos de albaneses.

Por su parte, la compañía Brittany Ferries ha llegado a plantearse en algunos momentos puntuales su continuidad en Bilbao debido a este problema. Según han revelado portavoces de la compañía, algunos transportistas han comenzado a estudiar la posibilidad de embarcar en Santander o en alguno de los siete puertos en los que están presentes en Francia. Ya no es solo el riesgo para la seguridad que supone llevar a una persona escondida entre la carga, los camioneros se exponen a multas de 2.200 euros por cada inmigrante que les sea detectado cuando pisan tierra en el Reino Unido.

Mayoría de albaneses

El ‘modus operandi’ de los inmigrantes ilegales que quieren llegar a Reino Unido desde Bizkaia se repite una y otra vez. Cientos de ellos aguardan en los alrededores de la terminal marítima con el objetivo de colarse en alguno de los camiones o vehículos que embarcan con destino, prioritariamente, al Reino Unido. La inmensa mayoría son albaneses. La explicación es sencilla: desde 2010 no necesitan visado para moverse por casi todos los países de la Unión Europea en virtud de los acuerdos de Schengen, que no están en vigor en el Reino Unido. Tienen 90 días para desplazarse libremente por España y si son detectados intentando colarse en un ferry no corren el riesgo de ser retenidos o deportados a no ser que acumulen causas pendientes de gravedad. Lo normal es que sean liberados en la misma entrada del puerto. Eligen Reino Unido como destino por sus sistema de ayudas sociales y por la existencia en el país de una creciente comunidad de albaneses. Fuente: elcorreo.com

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , , ,

Etiquetas

, , , ,