No matamos ni a Kennedy, ni a Manolete. Editorial - Diario de Transporte

No matamos ni a Kennedy, ni a Manolete. Editorial

El irónico título no tiene más pretensiones que intentar aclarar el modo que, a la ligera, con absoluto desconocimiento, buscando polémica, echando basura sin conocimiento, y demás, utilizan algunos de los llamados «medios informativos»-sí, entre comillas-, a la hora de tratar generalmente sucesos y accidentes en los que está implicado un camión.

Precisamente, además, cuando está de caliente actualidad, la polémica aún no cerrada y que traerá más cola, de la última campaña de la Dirección General de Tráfico y su polémico anuncio que comienza con la frase en boca de una mujer de: «Un camioneros atropelló a mi marido matándolo en el acto….», en la que nunca hasta ahora una frase, ni un anuncio había resultado tan ofensivo, irrespetuoso, falto de rigor, polémico y lleno de desconocimiento y ausente de la verdad sucedida en el siniestro. Pero no trata este editorial de volver sobre terreno trillado al que le queda molienda.

Viene a cuento de esas otras «informaciones» en las que está implicado directa o indirectamente un camión. Sobre todo con aquellas en las que están implicadas también ciclistas. Tal y como se puede comprobar por el tratamiento hecho por medios como Marca o el canal de televisión Telecinco. No tan solo en el tratamiento del desafortunado anuncio, en el que también se han «retratado» sin investigar la verdad de lo sucedido. En el enjuiciamiento como el del suceso ocurrido en Reino Unido, con vídeo incluido, en el que un ciclista y un camión colisionaron y que Diario de Transporte informó en su momento con el titular: » ¿Quién tiene la culpa? Vídeo. En la que nos limitábamos únicamente a reseñar el suceso y dejar libremente que fueran nuestros lectores quienes sacaran sus propias conclusiones, noticia de la que hay que reseñar que el vídeo que la acompaña lleva a estas horas casi 5 millones de reproducciones.

Dejamos que se encargaran los lectores de sacar sus propias conclusiones, principalmente, porque nos consideramos un diario digital independiente, riguroso y muy pocas veces partidista de unas posiciones u otras, puesto que ese tiene que ser el objetivo principal de un medio que se considere medianamente informativo, informar, nunca opinar, de ese tema tan complicado y difícil, que se encarguen los lectores y que sea su propio criterio, libre e independiente, el que les lleve al juicio que consideren oportuno, sin más.

Por supuesto, nada mas lejos de nuestra intención, que la de intentar dar lecciones a nadie de cómo debe hacer su trabajo. Pero no nos convence nunca eso del «todo vale» a la hora de informar, ni tampoco lo de siempre titulares polémicos para llevar al lector a la noticia. Pero si algo tenemos claro es que acusar es muy fácil, otra cosa muy diferente, es hacerlo con rigor y seriedad. Sobre todo cuando se trata de accidentes de tráfico en el que, en un porcentaje casi total, tiene muchísimo que ver el factor humano y los errores que como tal le acompañan. Errores que conducen al trágico final. Por tanto, criminalizar y acusar descaradamente a la hora de informar es un error gravísimo que tiene sus consecuencias posteriores.

Consecuencias con las que cada cual tiene que apechugar, sí una vez publicada la noticia y generada la consiguiente polémica deliberadamente buscada, esta genera insultos, descalificaciones e, incluso, campañas de recogidas de firmas para que la noticia sea retirada y pedidas las oportunas disculpas, algo que, es curioso, nunca sucede. Sencillamente porque vivimos en un mundo que genera tanta informacion y es tan mal digerida por muchos lectores, que es hasta comprensible la polémica. Sobre todo porque como una de las consecuencias de las redes sociales, en tan solo un dia cualquiera, una noticia tapa la anterior, y así continuamente.

Así que tan solo pretendemos dejar claro que sí, que por mucho que se empeñen algunos «medios informativos» en criminalizar a los camioneros sin molestarse en investigar un poco y hacer honor a la verdad de lo sucedido en cada caso. ¡No! y mil veces y las que haga falta ¡¡¡NO!!!, con todo el rigor y fuerza que sea necesario, los camioneros «No matamos a Kennedy y, ni mucho menos, al torero Manuel Laureano Rodríguez Sánchez «Manolete». Ni, por supuesto arrastramos bajo nuestras espaldas de culpa muchos de los muertos que se nos achacan a la ligera. No porque seamos unos santos, sencillamente porque somos ante todo personas y profesionales, mal que le pese a más de uno. Mucho mas señores de la carretera y de la vida de lo que piensan quienes nos odian, pero señores porque nos comportamos como tal, nunca como los dueños de las vías.

Además, me viene a la mente la gran pregunta: ¿Qué sería de la vida de todos aquellos que nos criminalizan, empezando por los autores de los titulares en los que se nos hace aparecer engañosamente como tales? Si, nosotros los camioneros, no hiciéramos cada dia nuestro trabajo, no nos dejáramos cada día la piel, la salud, el sudor, sufrieramos injustos tratamientos por parte de otros «desgraciados egoístas», perdiendo horas con la familia, viendo crecer a nuestros hijos desde la distancia, y todo lo demás. Esos que nos criminalizan a la ligera y nos acusan, poco menos que de los crímenes del titular, seguramente serían los primeros en pedir a los cuatro vientos y de rodillas, si llegara el caso, ¡Por favor!, que volviéramos a la carretera. Es posible, incluso, que entonces, nos elevaran a los altares, aun a riesgo de habernos echado a la hoguera antes, solo porque habíamos parado de trabajar todos para defender nuestra dignidad. Pero esa sería otra historia. Como siempre, ¡¡¡BUENA RUTA!!!. @Camioneroleones.

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de mensajes de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

, , , , , ,

Etiquetas

, , , , , ,

Las noticias más leídas