Sólo dos de cada 10 pasajeros de autobús usa el cinturón de seguridad - Diario de Transporte

Sólo dos de cada 10 pasajeros de autobús usa el cinturón de seguridad

Apenas un 20% de los pasajeros que viaja en autocar se abrocha el cinturón de seguridad cuando es obligatorio llevarlo puesto y este dispositivo reduce la probabilidad de lesiones graves y mortales hasta un 80%.

Ésta es la principal conclusión del ‘Informe sobre el uso del cinturón de seguridad en autobuses’, elaborado por la Fundación Mapfre en colaboración con cuatro compañías de autocares (ALSA, Esteban Rivas, Grupo Avanza y DeBlas), y que fue presentado este jueves en una rueda de prensa en Madrid. El informe indica que el riesgo de sufrir un accidente mortal en autobús es 10 veces menor que en automóvil, 48 que en bicicleta, 108 que como peatón y 321 que si el desplazamiento se hace en motocicleta. “Es el medio de transporte más seguro y estamos rozando el ‘objetivo cero’ en algunos años”, apuntó Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de la Fundación Mapfre.

Monclús apuntó que la ley obliga a disponer de cinturones de seguridad en todos los autobuses de largo recorrido matriculados a partir de 2007, pero no es aplicable con efectos retroactivos. También impone que todos los viajeros, excepto los menores de tres años, usen los cinturones de seguridad si el autobús dispone de esos dispositivos. “Lo más importante es que si el autobús tiene cinturón de seguridad, el pasajero está obligado a utilizarlo”, precisó.

El informe incluye los resultados de inspecciones realizadas entre julio y octubre de 2016 a 76 autobuses con cinturón de seguridad de ALSA, Avanza, DeBlas y Esteban Rivas en tres comunidades autónomas, en los que viajaron 2.288 pasajeros. Todos los vehículos tenían cinturones de seguridad en todas sus plazas, por lo que era obligatorio su uso.

Los inspectores subieron a los autobuses sin identificarse como tales frente al resto de los ocupantes y realizaron un sencillo conteo del número de viajeros que llevaban abrochado el sistema de retención sin interaccionar con ellos. En algunos casos no fue posible constatar su utilización por motivos como que el pasajero llevaba un abrigo encima de las piernas o un ordenador portátil, con lo que fueron etiquetados como ‘sin visibilidad’.

Un total de 462 pasajeros llevaban puesto el cinturón de seguridad (20,19% del total), 1.623 no lo tenían abrochado (70,94%) y 203 fueron catalogados como ‘sin visibilidad’ (8,87%). Esos porcentajes varían si las inspecciones eran en líneas regulares interurbanas de corta distancia (un 92,92% no usaban el cinturón), de largo recorrido (64,35%) o autobuses de servicio discrecional (57,99%). En cualquier caso, el no uso de ese dispositivo de seguridad es generalizado y cabe destacar que sólo un 0,7% de los pasajeros lo lleva puesto en los trayectos interurbanos de corto recorrido. Por el contrario, los mejores datos corresponden a los servicios de largo recorrido (27,03%).

En determinadas rutas, antes de ponerse en marcha el autobús, el conductor recordaba a los pasajeros las normas básicas de seguridad dentro del autobús durante el trayecto, incidiendo en la importancia de abrocharse el cinturón de seguridad durante todo el viaje. En algunos de esos autocares incluso se proyectó un vídeo recordatorio. Debido a ello, el porcentaje de uso pasó del 24% antes de esos mensajes al 69%.

50% DE LOS AUTOBUSES

Por su parte, el presidente de Confebus (Confederación Española de Transporte en Autobús), Rafael Barbadillo, indicó que el autobús está detrás de menos del 1% de los accidentes con víctimas y que el sector invierte anualmente alrededor de 480 millones de euros en la renovación de sus flotas y ocho millones en la formación de los conductores, puesto que el vehículo y el componente humano son dos de los aspectos principales que tienen una relación directa con la seguridad. “Salvo Holanda, somos el país con la flota más moderna de Europa”, aseguró.

Barbadillo achacó que un 20% de los pasajeros lleven puesto en cinturón de seguridad “probablemente a que no tienen costumbre de hacerlo”, como ocurría anteriormente con el coche particular. “Si hubiese una inspección en ruta, los pasajeros serían sancionados con 200 euros de multa si no llevan puesto el cinturón de seguridad”, advirtió, antes de subrayar que más del 50% de los autobuses cuenta con cinturones de seguridad y aventuró que “en cuatro años estará el 100% de la flota”

Por otro lado, el director corporativo de Seguridad de ALSA, Eduardo Mayoral, comentó que el sector del autobús cuenta con “una flota moderna” en España y deseó que las administraciones públicas valoren en los concursos públicos los esfuerzos que hacen las compañías en materia de seguridad.

CAMPAÑA #TEFALTAALGO

Por otro lado, en el acto se anunció el lanzamiento de la campaña #tefaltaalgo, una iniciativa a la que se ha unido Confebus y nueve compañías de autobuses (Autocares Cabranes, Autocars Gamón, Automóviles Río Aranda, Autocars LAX, Temibus, Autocars 6, Grup Transports Generals y Autocares Costa Azul) para concienciar a la sociedad sobre la importancia de usar el cinturón de seguridad en este tipo de vehículos, uno de los más demandados en Semana Santa, época para la que la Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha este viernes un dispositivo especial en las carreteras porque prevé 14,8 millones de viajes de largo recorrido en ese periodo vacacional. Esas entidades difundirán la campaña en sus pantallas de televisión y las traseras de los vehículos, y se repartirán “cientos de miles de marcapáginas” en los asientos de los autobuses y las taquillas de las estaciones, según Monclús. Agencias

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Etiquetas

, ,