Los estibadores dejan el Puerto de Valencia al borde del colapso y causan 32 millones en pérdidas - Diario de Transporte

Los estibadores dejan el Puerto de Valencia al borde del colapso y causan 32 millones en pérdidas

El Puerto de Valencia se reafirma como el principal escenario del conflicto de la estiba en España. Los trabajadores portuarios dejaron ayer al recinto del Grao al borde del colapso, tras parar la actividad durante dos horas para realizar una asamblea informativa, según comunicó ayer la Sociedad de Estiba y Desestiva del Puerto de Valencia (Sevasa). Además, las empresas terminalistas -las principales son Noatum, APM y MSC- registran unas pérdidas de 2,5 millones de euros diarios debido a las marchas lentas iniciadas el pasado miércoles 15 de febrero, mientras que los estibadores del resto de puertos volvieron a la actividad con normalidad. Esto es, las compañías instaladas en la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) acumulan unos daños de en torno a los 32,5 millones de euros.

En concreto, la asamblea de los estibadores se realizó a medio día, desde las 13.00 hasta las 15.00 horas, lo que provocó una retención de cinco kilómetros en la V-30, según confirmaron a este diario fuentes portuarias. Además, el pulso que se vive en la instalación valenciana se ha saldado con la pérdida de cinco buques más, que optaron por desviarse a otros recintos el pasado fin de semana. De este modo, son ya 17 los barcos que han evitado desembarcar en la APV. Los puertos que se han beneficiado de esta batalla son el de Barcelona, Sines (Portugal) o Gioia Tauro (Italia), todo ello pese a que los estibadores del resto de recintos se comprometieron, en apoyo a sus compañeros, a no encargarse de las mercancías desviadas.

Estos buques tenían previsto realizar una media de 950 movimientos por lo que, hasta la fecha, la situación ha provocado ya la pérdida de más de 16.000 contenedores que tenían que haberse canalizado a través del puerto de Valencia, según denuncia Sevasa en un comunicado.

La denominada marcha lenta ha reducido durante casi dos semanas la productividad de las terminales del Puerto de Valencia en una media del 35%. Todas estas incidencias están siendo recopiladas y enviadas a Puertos del Estado para que más adelante las denuncie ante Competencia, según confirmó Aurelio Martínez, presidente de la APV, a LAS PROVINCIAS.

Cabe recordar que distintas personalidades y entidades han salido al paso en las últimas semanas para alertar de los graves perjuicios que este conflicto supone para todo el tejido económico valenciano. La orientación a los mercados exteriores de la Comunitat, segunda en el ranking exportador de España, convierte a las empresas de la región en las grandes perjudicadas por las acciones de huelga encubierta, según explicó el presidente de la patronal provincial de Valencia (CEV), Salvador Navarro. «Supone una caída del 23% de la productividad media», declaró.

Además, el hecho de que el 50% de los tráficos del Puerto de Valencia corresponda al import-export, mientras Algeciras no llega al 10%, impacta de lleno en la economía valenciana y en las cadenas de producción de las empresas que dependen de esos flujos comerciales. En concreto, los sectores más sensibles son, precisamente, los más puntales de la región como el químico, el textil, la cerámica, la agroalimentación o la automoción, con Ford entre las más afectadas.

Sabotaje a cámaras de vídeo

Sevasa -que aglutina a las compañías que ofrecen los servicios de estiba y desestiba- también denunció ayer que el colectivo estibador inutilizó diez cámaras de seguridad de sus instalaciones, valoradas en 8.500 euros cada una. Según cuenta, los trabajadores sabotearon los aparatos momentos antes de celebrar la asamblea. «Sevasa lamenta que el puerto de Valencia sea, una vez más, el principal perjudicado de un problema que se está dirimiendo a nivel nacional por la entrada en vigor del Real Decreto de reforma de la estiba y las negociaciones en materia de convenio colectivo», sentencia en un comunicado.

Por lo pronto, hoy está prevista una reunión entre la patronal Anesco y los representantes de los estibadores, liderados por el sindicato Coordinadora. En la cita se abordarán las principales reivindicaciones de los trabajadores, tales como contar con un registro de estibadores que les permita mantener puestos de trabajo. El Gobierno, por su parte, recaba apoyos en el Parlamento para que los partidos voten favor de la nueva norma que aspira a esquivar una multa millonaria de la Unión Europea. A esto se añaden los nueve días de huelga en los puertos, que comenzarán el 6 de marzo.

Fuente: lasprovincias.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Etiquetas

, ,