National Express se baja de los trenes británicos antes del Brexit - Diario de Transporte

National Express se baja de los trenes británicos antes del Brexit

La empresa participada por los Cosmen vende a Trenitalia por 80 millones su concesión de ferrocarril de Londres. National Express, grupo propietario de los autobuses españoles Alsa, va a salir del sector del transporte de pasajeros en ferrocarril de Reino Unido con la venta de su filial c2c a Trenitalia por 70 millones de libras (80 millones de euros).

La compañía inglesa, que está participada por la familia Cosmen en un 15%, llegó a ser uno de los principales operadores de trenes en Reino Unido, pero la crisis financiera en una de sus principales líneas (la de Londres a Edimburgo, que fue nacionalizada por el Gobierno en 2009) y la derrota en varios concursos para conseguir nuevas concesiones le había dejado como un agente marginal del sector.

Su última franquicia, c2c, tiene la concesión hasta 2029 para operar varias líneas entre la estación de Fenchurch Street, en la City de Londres, y varias localidades cercanas a la capital británica. Ante el posible efecto del Brexit (salida británica de la UE) en el principal segmento de usuarios de esa concesión, el de los empleados de la City que viven en los alrededores de la ciudad, National Express ha optado por venderla a Trenitalia.

La empresa afirma que “Trenitalia hizo una oferta que el consejo de National Express cree que representa el mejor acuerdo para sus accionistas. Aunque sin descartar la participación en futuros contratos de ferrocarril en Reino Unido, National Express ha visto un crecimiento significativo en Norteamérica y Europa continental en los últimos años, y hay nuevas oportunidades de crecimiento en estos mercados”. Uno de los países donde el grupo sigue creciendo es España, a través de Alsa.

Según Joe Spooner, analista de Jefferies, “aunque National Express no descarta su futura participación en el tren británico, su frustración al haber participado y perdido en varios concursos para adjudicar concesiones ha sido evidente”. La empresa mantiene en Reino Unido su negocio de tranporte de pasajeros por carretera.

El acuerdo, que debe ser aprobado por el Ministerio británico de Transportes, supone la entrada del grupo estatal italiano de ferrocarril en Reino Unido. Barbara Morgante, consejera delegada de Trenitalia, afirma que su empresa “aspira a participar en las subastas de nuevas concesiones para fortalecer su presencia en el país”. Esta firma se suma a los operadores públicos de Francia, Alemania y Holanda, que también son muy activos en el mercado británico de ferrocarril.

La cotización de National Express sube un 0,1% en la Bolsa de Londres tras anunciar la operación. Spooner señala que la venta de c2c “se ha ejecutado a un buen precio y elimina el riesgo a largo plazo de desarrollar el plan de la franquicia en un entorno macroeconómico incierto”.

expansion.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,

Etiquetas

,