Un camionero ebrio se salta las señales y atasca su tráiler en el túnel de La Marina en Coruña - Diario de Transporte

Un camionero ebrio se salta las señales y atasca su tráiler en el túnel de La Marina en Coruña

No fue hasta pasadas las cinco y media de la tarde cuando se reabrió al tráfico el túnel de La Marina, tras el último incidente que tuvo lugar alrededor de las cuatro de la madrugada de ayer: un conductor ebrio (según fuentes de la Policía Local, cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida).

No fue hasta pasadas las cinco y media de la tarde cuando se reabrió al tráfico el túnel de La Marina, tras el último incidente que tuvo lugar alrededor de las cuatro de la madrugada de ayer: un conductor ebrio (según fuentes de la Policía Local, cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida) al volante de un tráiler pesado, penetró en el viaducto subterráneo a toda velocidad y no paró hasta que golpeó el techo, quedándose inmovilizado a pocos metros de la bifurcación.

“Poco antes de que chocara, tuvo que darse cuenta de lo que había hecho, porque trató de hacer una maniobra para detenerse”, comentan las autoridades. Fue ya en la línea continúa que marca el ramal de O Parrote y fue allí donde quedó encajado, por estar el nivel del techo más bajo en el caso del vial que lleva a Monte Alto. No está muy claro si trató de detenerse o simplemente se confundió de dirección y decidió dar un golpe de volante pero fue demasiado tarde, en cualquier caso, como para evitar el siniestro.

Todo el incidente fue contemplado por un coche patrulla de la Policía Local, que circulaba a escasos metros por detrás del tráiler y además quedó registrado por las cámaras de seguridad. Los agentes llamaron a la Unidad de Atestados, que identificó al sujeto, de 46 años, y se encargó de practicarle la prueba de alcoholemia, dando como resultado en el primer test 0,64 miligramos por litro de aire expirado y 0,65 en la segunda prueba.

El individuo fue denunciado ante el juzgado de guardia por un delito contra la seguridad vial por circular bajo los efectos del alcohol, además de no respetar las señalizaciones del gálibo, que marcan claramente 3,20 metros. Mientras tanto, los bomberos se enfrentaban al desafío de cómo retirar el tráiler, firmemente encajado. Fue necesario desinflar las ruedas para poder conseguirlo y luego arrastrarlo hasta la boca del túnel en O Parrote. El vehículo permaneció junto al castillo de San Antón, hasta que fue retirado a las dos de la tarde.

Más tiempo llevó arreglar los daños que provocó el tráiler en las instalaciones del túnel y que las cámaras grabaron justo antes de que el techo del vehículo arrancara de cuajo la tubería del techo por donde discurren los cables que alimentan el sistema de suministro eléctrico y de vigilancia.

No solo eso: el choque arrancó una tubería de agua, causando inundaciones. Este hecho, junto con la circunstancia de que el tráiler se había quedado encajado en el centro del túnel, obligó a las autoridades a cerrar todos los accesos hasta que los daños pudieran ser solventados. Afortunadamente, según comentaron fuentes municipales, el incidente tuvo lugar durante una jornada festiva, así que el escaso tráfico que se registró pudo desviarse sin problemas hacia el Paseo Marítimo, pero como el túnel se ha convertido en una de las principales arterias de la ciudad, urgía abrirlo.
Las autoridades temían que pudieran presentarse dificultades incluso hoy, sábado, cuando se esperaba que hubiera una mayor circulación, así que los técnicos tuvieron que trabajar contrarreloj para tenerlo todo listo a tiempo. Varias horas de frenética labor concluyeron a las cinco y media.

elidelagallego.com

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones! Puedes enviarnos la información a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

Etiquetas