Personas con movilidad reducida bloquean la salida de un bus por no poder subir con sus sillas motorizadas - Diario de Transporte

Personas con movilidad reducida bloquean la salida de un bus por no poder subir con sus sillas motorizadas

Europa press.- La protesta ha tenido lugar concretamente en la parada de la línea 7 en la Ronda de San Francisco frente al hospital San Pedro de Alcántara.
Usuarios del servicio de transporte de autobús, que tienen movilidad reducida y utilizan pequeñas sillas motorizadas para sus desplazamientos, han protagonizado este miércoles una protesta por no poder subir a los vehículos con este tipo de scooters, de manera que han bloqueado la salida del bus colocándose frente a él e impidiendo que pudiera seguir con su trayecto habitual.

La protesta ha tenido lugar concretamente en la parada de la línea 7 en la Ronda de San Francisco frente al hospital San Pedro de Alcántara, cuando hacia las 10,00 horas Diana Mogollón y Santiago Iniesta, ambos miembros de la asociación Progresar Ayudando (Praca), han colocado sus scooters frente al autobús impidiendo su salida durante una media hora aproximadamente.
Al final, ha tenido que acudir la Policía Local que ha acabado con la protesta y ha facilitado que el autobús pudiera continuar con su servicio. En declaraciones a los medios, Mogollón ha explicado que ella vive en la barriada de El Junquillo y que, habitualmente, accede al bus con su silla de ruedas normal pero esta mañana no ha podido montar con la scooter porque el conductor le ha comunicado que no está homologada y que no puede acceder al vehículo con ella.

«Me ha dejado en tierra», ha señalado la joven con un visible enfado por la situación ya que, según asegura, estas sillas motorizadas «son más seguras» que las manuales que «se mueven en los autobuses mucho más», ha explicado.

Mogollón ha tachado de «vergonzoso» el hecho de que en el resto de ciudades españolas se «vayan solucionando estos problemas» y «en Cáceres se vaya para atrás». Además ha explicado que las baterías con las que cuentan estas sillas a motor no tienen autonomía suficiente para desplazamientos largos como, por ejemplo, desde el barrio de El Junquillo.

«La baterías no dan para una persona que tiene que ir desde El Junquillo al campus universitario», ha espetado la joven que lamenta que «cada vez las personas con problemas de movilidad lo tengan más difícil».

«Cómo va a haber usuarios del autobús si a los pocos que vivimos en El Junquillo no nos dejan subir», concluyó.

¡Publicamos tu noticia! Puedes enviarnos tu denuncia, fotos, audios y sucesos a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: sucesos@diariodetransporte.com

Etiquetas