Condena de cárcel para un camionero que causó la muerte a una pareja - Diario de Transporte

Condena de cárcel para un camionero que causó la muerte a una pareja

Las madres de los fallecidos recurrieron la sentencia inicial y ahora la Audiencia le impone dos años y seis meses frente a los dos años dictados en principio.

La Sala de lo Penal de la Audiencia ha elevado la pena de prisión a un camionero que causó la muerte de un hombre y una mujer embarazada el 25 de junio de 2012 al abortar la maniobra de adelantamiento que había iniciado en la carretera N-120, a la altura de San Martín del Camino. El Juzgado de lo Penal número 1 de León consideró al conductor responsable de dos delitos de homicidio por imprudencia grave, que castigó con un año de prisión por cada uno y de otro de aborto por imprudencia grave, por el que le impuso una multa de seis meses, con una cuota diaria de tres euros.

Las madres de los fallecidos recurrieron la sentencia, solicitando que la pena de prisión se elevara a cuatro años de privación de libertad por el concurso de los tres delitos.

La Sala considera en su sentencia que los tribunales «deben «examinar la proporcionalidad de la pena en función de los hechos declarados probados» y que en este caso el magistrado se mostró «parco en la motivación» del año de cárcel impuesto por cada homicidio por imprudencia. EL magistrado impuso «la extensión mínima legal», pese al «libre arbitrio que rige en esta materia cuando se trata de delitos imprudentes». Así, la Audiencia apunta que el Código Penal establece que «debe ponderarse la gravedad del riesgo creado y el resultado producido».

El fallo recuerda que el camionero inició el adelantamiento del turismo en el que viajaban las víctimas en la travesía de San Martín del Camino, «tramo recto y ligeramente descendente» y que pese a estar limitada la velocidad a 50 kilómetros por hora el tráiler lo hacía «a unos 80 «kilómetros por hora.

Al percatarse de que un camión de similares características circulaba correctamente por el carril contrario, el conductor abortó la maniobra, ocasionando que el turismo cayera al Canal General del Páramo. El varón que conducía éste fue arrastrado por el agua y falleció, mientras que la mujer murió atrapada en el interior del vehículo.

La Sala entiende que el riesgo creado «era muy grave» y que el año de prisión impuesto por cada homicidio, el mínimo legal, «no guarda proporción» con éste «ni con el resultado producido, como fue la muerte de dos personas, una de ellas embarazada de veinte semanas». «Conductas como la que ahora se enjuicia significan un absoluto desprecio a los bienes ajenos y en este caso ha supuesto la pérdida de la vida de dos personas», motivo por el que resulta «de estricta justicia elevar la pena de prisión hasta los dos años y seis meses por los tres delitos cometidos en concurso», abunda la sentencia, que aclara que ésta no excede «la que correspondería penando los delitos por separado», ya que el homicidio por impudencia grave puede acarrear hasta cuatro años.

Indemnizaciones

La Audiencia mantiene las indemnizaciones —fijadas en 119.425,62 euros para una de las madres y en 44.662,63 para la otra, así como en 2.640 euros para el conductor del camión que circulaba en sentido contrario y en 1.1195,20 euros a una compañía de seguros por el pago del rescate de las víctimas y su vehículo— y la pérdida del permiso de conducir del penado, así como la privación de éste durante dos años por cada uno de los delitos.

diariodeleon.es

¡Publicamos tu noticia! Puedes enviarnos tu denuncia, fotos, audios y sucesos a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: sucesos@diariodetransporte.com

Etiquetas