La historia del camionero que hace ballet clásico - Diario de Transporte

La historia del camionero que hace ballet clásico

Gabi tiene 43 años y es transportista de profesión. Natural de Riocorvo, casado y con dos hijas, el próximo mes de junio actúa en el Teatro Concha Espina de Torrelavega.

Camionero y bailarín son dos ocupaciones que al ideario colectivo le extraña, le pasma e, incluso, hasta a alguno, seguro que le golpea. El ideario es tozudo, burgués y conservador, y asocia: camionero, masculino. Bailarín, femenino. Camionero: póster al fondo de la cabina. Bailarín: afeminado u homosexual. Por eso, me encanta la historia que os voy a contar; por lo que tiene de transgresora. Por el mensaje que lanza: la vida es un sentir, un estar, un arriesgar.

La vida es ser fiel a uno mismo, sin despeinarse, sin importar el qué dirán. Porque nada es lo que parece y las etiquetas sólo están bien, adheridas a los botes de conserva. La foto fija de esta historia es corriente, pero por eso mismo, llamativa. Gabi tiene 43 años, está casado, tiene dos niñas, es camionero de profesión e hijo de camionero, natural de Riovorvo -una población cántabra de 160 habitantes- y desde el pasado mes de noviembre, bailarín de ballet clásico.

eldiariomontañes.es

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones! Puedes enviarnos la información a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

Etiquetas