Así funcionan las señales antifauna que se prueban en Galicia - Diario de Transporte

Así funcionan las señales antifauna que se prueban en Galicia

Las luces de los vehículos iluminan los prismas instalados en lo alto de los hitos en forma de arista que delimitan la calzada. Unos cristales recogen el haz luminoso y lo reflejan hacia los laterales de la carretera. Esos destellos paralizan a los animales y evitan su irrupción en la carretera. Esa es la teoría y el objetivo que buscan los responsables de la Consellería de Infraestruturas con la instalación de esos semáforos para animales en tramos de riesgo de tres de las carreteras con mayor incidencia de accidentes provocados por la entrada de animales salvajes en la calzada. Los promotores del sistema explican que el reflejo de la luz del coche hacia las zonas por las que se acercan a la carretera los animales, fundamentalmente jabalíes, se produce «moito antes de que o coche chegue a altura do prisma reflector e de que os animais tenten cruzar a estrada».

Este tipo de reflectores son, según los responsables del proyecto, muy adecuados para el comportamiento de los jabalíes, que tienden a desplazarse con la caída de la noche y que son, por tanto, los que protagonizan más incidentes en las carreteras.

El refuerzo de las medidas para evitar atropellos de fauna está incluido en los objetivos del Plan de Seguridade Viaria de Galicia 2016-2020 en el que se recoge la ampliación de la prevención de accidentes de tráfico causados por animales a través de la correcta señalización de los denominados puntos negros de atropello de animales.

La Axencia Galega de Infraestruturas elaboró un estudio para tratar de frenar los sucesos causados por la irrupción de animales en la calzada. «Existe unha problemática de accidentes por atropelos de animais que vai en aumento», se explica en un documento interno de la consellería. La Xunta está probando esta especie de semáforos para jabalíes y corzos en tres carreteras de Lugo con un alto índice de siniestralidad provocada por animales. Ha instalado prismas reflectores en diez kilómetros del corredor CG-2.2 (Sarria- Monforte), entre los puntos 40 y 50. Las otras dos carreteras la LU-546, entre Nadela y Monforte, en el tramo paralelo al corredor, y la LU-652, entre Bóveda y Pobra do Brollón. Si el resultado es positivo, la medida se extenderá a los tramos de carretera del resto de Galicia con alta siniestralidad por irrupción de animales.

La Voz de Galicia.

¡Publicamos tu noticia! Puedes enviarnos tu denuncia, fotos, audios y sucesos a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: sucesos@diariodetransporte.com

Etiquetas