Paisaje después de la tragedia - Diario de Transporte

Paisaje después de la tragedia
EXCLUSIVA

Observando desde la calma y con la mayor serenidad posible los acontecimientos que se están desarrollando después del lamentable, desgraciado y trágico accidente del autobús ocurrido ayer en la AP-7 en la provincia de Tarragona, y cómo se está poniendo en la picota al  conductor, sobre todo en los medios de comunicación nacional. Uno no puede por menos de sentir indignación, rabia y mucha decepción.

Sobre todo porque de repente aparecen en las pantallas de los televisores «expertos», «académicos de baja estopa» y supuestos conocedores de una realidad sobre el transporte de la que no tienen ni repajolera idea. Lo más que saben de esta profesión es cuando han viajado en un autobús o circulan cómodamente en sus vehiculos de alta gama por las carreteras y distinguen de entre el resto de los vehículos a un camión o, como en este caso, un autobús. Pero poco más. Ahora sí, se permiten opinar de lo humano y lo divino como si toda su vida hubieran tenido el volante de un autobús entre la manos. Juzgan desde tal desconocimiento que hiere, no solo al oido, tambien a la vista.

Miren ustedes «catedráticos de la nada»: Mejor callense y dediquense  a hablar de aquello que medianamente conocen, que no va más allá de la vida de una rubia que se está pegando una vida por todo lo alto tan solo por haberse quedado embarazada en su día de un torero. Porque están ustedes crucificando a un profesional de la carretera, con más de 17 años al volante de un vehículo de transporte público, con un historial profesional inmaculado. Les falta en su juicio visceral e ignorante, poco menos que fusilarle al amanecer y sin juicio previo. Dirijan sus palabras cargadas de ignorancia y desconocimiento hacia conocer un poco mejor lo que es el día a día de un conductor de autobús o de un camionero.

Informense de como es tener que conducir un día de noche y al siguiente a plena luz del Sol. Como son en realidad los descansos de los profesionales del volante. No me vale con que el tacógrafo haya registrado las horas reglamentarias de parada. No centren sus dardos envenenados e ignorantes en el profesional. Por varias y demasiadas razones. La primera y principal es que los vehículos los conducen personas, eso ante todo, y también tienen fallos. ¿Acaso ustedes charlatanes bocachanclas no se equivocan? Eso lo primero. Lo segundo, un conductor de autobús bastante tiene con conducir y soportar a 60 pasajeros, como para encima hacer de niñera de cada uno de ellos permanentemente para comprobar cada kilómetro si llevan todos puestos el cinturón de seguridad. Que sí, que ahora después de la tragedia es muy fácil juzgar a la ligera y dárselas de experto en transporte público sin tener ni tan siquiera carnet de conducir. Pero existen unas normas de seguridad que son obligatorias para todos, no solo para el conductor. Que los pasajeros también tienen su responsabilidad personal y legal en ir sentados y con el cinturón de seguridad puesto,

Pero claro, es muy fácil dirigir todas las acusaciones al conductor. Cuando legalmente está muchísimo más controlado que un piloto de líneas aéreas o un médico. Tiene que pasar una formación, hacer cursos y renovar sus documentaciones cada 5 años. Pero eso lo pasamos de largo. Es muy fácil juzgar buscando la polémica porque detrás de la cámaras tienen el medidor de audiencia que les indica que tienen que dar más caña porque la competencia les está ganado. Sean ecuánimes y profesionales, pero además, no hablen como expertos de algo que desconocen. Porque, por si ustedes no lo saben, los profesionales del volante se lo decimos. Bastante condena tiene ya encima de por vida el compañero con lo que ha sucedido, como para que, encima ustedes le crucifiquen desde el más absoluto desconocimiento y la ignorancia más supina. Porque el paisaje después de la tragédia ya es bastante dramático como para que, vampiros como ustedes que solo viven de la sangre y la polémica, hagan negocio encima, tan solo para estar por encima de los índices de audiencia de la competencia. Un abrazo solidario para el compañero conductor. Mis más sinceras condolencias a las familias de los fallecidos y los mejores deseos de recuperación lo más pronto posible para los heridos. Para el resto de compañeros de la carretera ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones! Puedes enviarnos la información a través de whatsapp +34 649 43 26 91 o por e-mail: lectores@diariodetransporte.com

Etiquetas