El gobierno italiano endurece las penas en el Código de Circulación. - Diario de Transporte

Megabanner cabecera Diario de Transporte

El gobierno italiano endurece las penas en el Código de Circulación.

El Senado de Italia aprobó  por 149 votos a favor, 3 en contra y 15 abstenciones el Decreto Ley elaborado por el Gobierno que introduce importantes cambios en el Código Penal y de Circulación. Este cambio llega a establecer penas de prisión para los accidentes de tráfico con resultado de muerte o lesiones graves.

El texto de la ley va mas allá de lo que podría ser considerado una simple revisión de las normas de circulación. Establece una nueva categoría de delito tipificado como “asesinato de calle”, con condenas que pueden llegar hasta los 18 años de cárcel. Para esto el Gobierno tuvo que reformar el Código Penal añadiendo los artículos 598-Bis que tipifica el asesinato de calle, el articulo 590-Bis sobre las lesiones de tráfico graves y muy graves, el 590-B sobre controlador de gestión en caso de accidente, el 590-C sobre circunstancias atenuantes y especiales y el 590-D sobre las vías urbanas.

El denominado “asesinato de calle” se aplica a quien provoque un accidente de tráfico con lesiones mortales o graves conduciendo un vehiculo, esta modificación elimina el cargo de homicidio cuando es con un vehiculo y las penas siguen siendo de dos a siete años de cárcel cuando el conductor haya incumplido el Código de Circulación. Pero se agrava en determinadas circunstancias. La primera es si el conductor tiene un nivel de alcohol superior a 0,8 miligramos por litro de sangre. Si excede el límite de velocidad, si se pasa en rojo un semáforo , si gira en dirección contraria, en curvas o cruces o invade ilegalmente un paso de peatones. En estos casos las penas son de entre 5 y 10 años de cárcel en caso de víctimas mortales; de entre un año y medio a tres años en el caso de heridos graves y con penas de 2 a cuatro años en el caso de lesiones muy graves.

Otra circunstancia agravante se aplicará a los conductores con un nivel en sangre superior a 1,5 miligramos por litro de sangre o que conduzcan bajo la influencia de drogas. En estos caso las penas serán de entre 8 y 12 años de cárcel en el caso de heridos graves y de entre 6 y 56 años de cárcel si hay víctimas mortales. Además este agravante se aplicará para los conductores de vehiculos pesados con un nivel superior a 0,8 mg. por litro de sangre. En todos los casos , si el conductor huyó del lugar del accidente la pena se incrementa entre uno y dos tercios y nunca inferior a 5 años en el caso de muerte y 3 por accidente. Además será circunstancias agravantes si el conductor carece de carnet de conducir. En los casos en los que la víctima tenga una responsabilidad compartida en el accidente las penas se reducen a la mitad. En los casos de negligencia personal el conductor deberá detenerse después del accidente, ayudar a la victima y avisar a las autoridades.

En los casos en los que el conductor sea declarado culpable por el denominado “asesinato de calle” le será retirado el carnet de conducir. Para obtener uno nuevo tendrá que volver a examinarse después de 15 años en los casos con víctimas mortales o en 5 si hubo heridos graves. Los conductores que huyan del lugar del accidente tendrá que esperar 30 años para poder volver a examinarse para obtener el carnet.  En cuanto a los procedimientos la nueva ley contempla el arresto en caso de delito flagrante si el conductor tiene un nivel de 1,5 mg. por litro de sangre y de 0,8, mg/l para los conductores de vehiculos pesados o que circulen bajo la influencia de drogas. Además el juez puede ordenar la recogida de muestras biológicas.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Etiquetas