Reabierto un carril de la AP-15 en dirección Pamplona en Irurtzun. - Diario de Transporte

Reabierto un carril de la AP-15 en dirección Pamplona en Irurtzun.
ÚLTIMA HORA

La Autopista de Navarra (AP-15), que permanecía cerrada en sentido Pamplona a la altura de Irurtzun ante el riesgo que presentaba una torre de una conducción eléctrica de alta tensión, fue abierta al tráfico aunque sólo está operativo uno de los tres carriles entre los puntos kilométricos. 111,6 al 110,6.

Las vías en sentido norte fueron reabiertas poco después de las 15.00 horas. La AP-15 había sido cerrada totalmente a la circulación la pasada madrugada. Desde la madrugada de este domingo se encuentra cerrada al tráfico, en sentido sur, la Autopista de Navarra (AP-15) en el pk.111 (Irurtzun), por el riesgo de caída de una torre de alta tensión cuya base se habría desestabilizado, previsiblemente, por las intensas precipitaciones y los fuertes vientos registrados en las últimas horas. Este mediodía se ha reabierto esta vía en sentido norte, que ha permanecido cerrada varias horas, y la circulación se desvía en sentido sur por Irurtzun y la carretera N-240-A.

Según ha informado el Gobierno de Navarra, mientras los técnicos de la empresa Iberdrola estudian la solución del problema, preventivamente se ha procedido al corte de la autopista. La avería ha dejado sin suministro eléctrico a los municipios de Lekunberri, Larraun y Arakil, y se están instalando grupos electrógenos para atender las necesidades más urgentes.

El resto de carreteras afectadas por las precipitaciones de nieve e inundaciones han recuperado la normalidad, y solamente está cerrado al tráfico el puerto de Belagua, en la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia) a partir del pk. 47, Venta de Juan Pito. También está cortada la travesía de Bera (NA-8304) entre los pk. 2,5 y la incorporación a la N-121-A (Pamplona-Behobia) por la apertura de un socavón en las cercanías del pk. 3. El Gobierno de Navarra mantiene su recomendación a los conductores de que circulen con precaución ya que persiste el riesgo de nevadas en la zona Pirenaica, a partir de una cota que se sitúa entre los 600 y los 900 metros, y por la posible formación de balsas de agua en la calzada.

El Departamento de Desarrollo Rural mantiene en servicio 14 equipos quitanieves dispuestos para intervenir si la situación lo requiere en la Autovía de Leitzaran (Pagozelai), los puertos de Urbasa, Mezkiritz y San Miguel de Aralar, así como en las carreteras de los valles de Salazar, Roncal y las Abaurreas, además de los puertos de la red secundaria del distrito de Mugaire. A partir de las 22 horas serán 15 las máquinas en servicio, que atenderán también a las carreteras N-121-A (Pamplona-Behobia), PA-30 (Ronda de Pamplona) y N-240-A (Pamplona-Vitoria), y desde las 5 horas de mañana, lunes, se reforzará el dispositivo con la incorporación de 8 quitanieves más para vigilar además la situación de los puertos de Urkiaga, Artesiaga, Egozkue y Lizarraga, las carreteras de Basaburua y la NA-170 (alto de Basa Kabi), y preventivamente, por la posible formación de placas de hielo, de las autovías A-1 (Norte), A-10 (Barranca) y el cinturón de Ronda de Pamplona. Asimismo se habla de prealerta en el caso del Ebro a su paso por Castejón, con 5,59 metros de altura y 1.134 metros cúbicos por segundo. En este caso la CHE señala que se espera un caudal máximo del Ebro en esa localidad navarra de unos 1.300-1.500 metros cúbicos por segundo para la jornada del martes.

Europa Press. Pamplona. Foto: navarra.com

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Etiquetas