El Gobierno brasileño anuncia sanciones para los camioneros que hagan huelgas. - Diario de Transporte

El Gobierno brasileño anuncia sanciones para los camioneros que hagan huelgas.
EXCLUSIVA
ÚLTIMA HORA

 El Gobierno brasileño en un intento de debilitar a los camioneros ante las amenazas, por parte de estos, de posibles movilizaciones y huelgas, ha anunciado una serie de medidas estrictas, por increíbles que puedan parecer. Unas medidas que pueden, en caso de aprobarse, penalizar a los dueños de camiones de más de 10 años de antiguedad.

Una de las primeras medidas anunciadas por el Ministro de Justicia brasileño José Eduardo Cardozo, es el incremento de multas para los camioneros que corten carreteras con fuertes sanciones económicas que irían desde 1.900.000 Reales brasileños, que son 433.542 euros; hasta los 5.700.000 Reales, que suponen 130.062,60 euros al cambio actual. Además el Gobierno brasileño también anunció que el corte de carreteras será considerado delito a partir de ahora con multas mínimas de 19.154 reales, al cambio 4.370,56 euros. Aunque en este país se dá el contraste de que a menudo movimientos de indígenas como el MST y la CUT junto con sus líderes bloquean y cortan las carreteras incluyendo las autopistas de peaje.

Las medidas de Gobierno brasileño pasan a considerar prácticamente como un crimen el corte de carreteras. Ya que además, de las descritas anteriormente, conllevan también la retirada del carnet de conducir por 1 año, la retirada del vehiculo de la carrerera con el pago de la grúa. Además el Gobierno amenaza con la retirada de las ayudas fiscales para la compra de vehículos nuevos para los propietarios de camiones con más de 10 años. Junto al resto de medias el Ministro de Justicia José Eduardo Cardozo ha declarado que las medidas comenzarán a ser efectivas inmediatamente ya que autoriza a la Fuerza Nacional de Seguridad Pública para que apoye a la Policía Federal de Carreteras (PRF) en la aplicación de las medidas adoptadas. Además ha declarado que se ha llegado a un acuerdo con los Estados y los Municipios brasileños para la contratación de empresas privadas que se encarguen de la tutela de los vehículos incautados en las manifestaciones. Afirmando que el coste de estas empresas se cobrará a los propietarios de los camiones. Por su parte los camioneros ven una muestra de debilidad del Gobierno que no valora la importancia del transporte por carretera en Brasil y que muestra su incapacidad para negociar de forma pacífica con los camioneros.

Foto: Publinoticias.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Etiquetas