El Barómetro del Autobús ve recuperación en el sector.

La nueva edición del Barómetro del Autobús sitúa el sector entre la desaceleración sostenida y el proceso de recuperación. Así lo destaca Fenebús en su último Newsletter.

En la nueva edición del Barómetro del Autobús se sitúa al sector en una desaceleración sostenida y en pleno proceso de recuperación. Tal y como destaca Fenebus en el último Newsletter, en el que refleja que las causas de esta mejora se deberían al empuje de los indicadores de la coyuntura económica en España junto con la tendencia de los datos sobre los viajeros.

“La economía española prolongó su fase de expansión entre los meses de junio y agosto. Este avance puede deberse a la fortaleza de la demanda interna privada. Estas estimaciones apuntan a que durante el año 2015 se crearon cerca de medio millón de puestos de trabajo netos, lo que contribuyó a reducir la tasa de desempleo situandola en el 20,9 por ciento” según señalan desde Fenebus.

Este dinamismo de la actividad economica tambien se ha dejado notar en el transporte urbano. En el transporte interurbano los datos también apuntan a una recuperación en los registros de viajeros. Por otra parte Fenebus explica que el ferrocarril ha vuelto a experimentar un notable crecimiento que se sitúa en torno al 12 por ciento entre los meses de mayo y agosto.

Tomando como referencia este crecimiento, la federación apunta a la política tarifaria como la principal causa del aumento en el número de viajeros. Del mismo modo señalan que “Las denuncias recibidas por competencia desleal por parte de las empresas de transporte de viajeros por carretera, ponen de manifiesto que el Ave es el causante de uno de los principales costes sociales”.

Los precios del transporte continúan en una senda de estancamiento y moderación en los meses centrales de 2015. Del mismo modo que se también se han mantenido estables los costes operativos de las empresas de transporte, incluso han experimentado una cierta moderación a la baja, gracias a las mejores condiciones de uno de los principales costes en el transporte como es el de los combustibles.

Por otro lado la competencia entre otros operadores sigue siendo variable y preocupa en el sector. Del mismo modo que la reestructuración de la capacidad mediante la reducción de flota continúa siendo la principal medida para hacer frente a los problemas de demanda, seguida por la reducción de las tarifas y los acuerdos de fusión.

El 43 por ciento de las empresas del sector considera que las nuevas normas de valoración están penalizando las ofertas de mayor calidad en el servicio. Mientras que un 33 por ciento señalan a que este cambio en la regulación puede estimular el aumento de ofertas temerarias. Según las conclusiones de Fenebus.

 

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados