La patronal del autobús denuncia a Renfe por los precios del AVE

La ofensiva comercial de Renfe para llenar sus trenes de alta velocidad ha acabado en batallaabierta con las empresas de servicio de autobús. La patronal de este último sector, Confebús, ha presentado ante la CNMC esta mañana una denuncia contra Renfe Viajeros “por presuntas prácticas que pueden infringir la normativa de competencia”.

El colectivo empresarial señala que el operador público está abusando de su posición de dominio y entrando en nichos que hasta ahora no le han sido propios: “No tenemos nada contra el AVE, con el que hemos convivido desde 1992, pero por sus costes siempre se ha dirigido a un público de cierto nivel adquisitivo mientras el autobús atendía a un personal más sensible al precio”, ha explicado el presidente de la asociación, Rafael Barbadillo, “ambos medios de transporte teníamos claro lo que hacíamos, pero la política comercial que arrancó en febrero de 2013 aborda nuestro espacio natural de negocio y supone una amenaza presuntamente anticompetitiva”.

Barbadillo ha afirmado en rueda de prensa que Renfe estaría aplicando precios inferiores a los costes reales, expulsando la competencia. En segundo lugar, Confebus expone en la denuncia que el operador ferroviario está realizando un empaquetamiento ilícito al regalar el billete de Cercanías con el de AVE y larga distancia. Y, por último, se pone de manifiesto la posible existencia de subvenciones cruzadas entre los servicios de Renfe que constituye una obligación de servicio público, principalmente las Cercanías, y los servicios comerciales de larga distancia y AVE.

Desde el colectivo que representa a 3.500 empresas de transporte por carretera se ha examinado la evolución de la demanda de AVE, así como las cuentas de Renfe, y se concluye que la firma pública podría estar operando a pérdidas expulsando a los competidores del negocio: “La CNMC debe clarificar la situación de cara a un mejor funcionamiento de la competencia”, ha señalado Barbadillo. “Nuestro sector emplea a 88.000 personas y factura más de 3.000 millones de euros anuales con empresas que operan a riesgo y ventura. En 2013 perdimos 1,4 millones de viajeros mientras el AVE ganaba 3,25 millones de usuarios”.

El presidente de Confebus reabre el debate sobre un posible sobredimensionamiento de la red de AVE: “Debería haberse estudiado la viabilidad en función de la demanda y los costes de mantenimiento. Lo que no asumible es que ahora nos abran nuevas líneas a Palencia y León con precios desde 20 euros, a los que ni el autobús podría llegar”. Barbadillo va un paso más allá en su crítica a Renfe y opina que su política de precios hace inviable un posible interés de operadores privados por competir con Renfe. “Las empresas de autobús queremos ir a la liberalización del ferrocarril de pasajeros, pero no solo en el corredor Madrid-Levante, sino en toda la red. Pero los trenes no se pueden llenar a cualquier precio”.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte