Renfe reduce un 96% sus «números rojos» en el primer semestre

Renfe registró una pérdida neta de 2,19 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar un 96,4% los ‘números rojos’ contabilizados un año antes, gracias a la contención de gastos y a los beneficios que generó el negocio de tráfico de viajeros por el impulso del AVE.

La filial Renfe Viajeros ganó 15,1 millones de euros en la primera mitad del año, frente a la pérdida de 29,3 millones del ejercicio anterior, con lo que logra afianzar los beneficios en los que entró en mayo. Los resultados de la primera mitad del año apuntan así a que el grupo Renfe podría cerrar de nuevo el ejercicio 2016 en beneficios y encadenar de esta forma el segundo año consecutivo en ‘números negros’ de su historia.

La compañía ferroviaria pública incrementó un 5,4% sus ingresos en los seis primeros meses del año, que sumaron 1.574 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se disparó un 67%, hasta los 210,54 millones de euros, según datos oficiales de la compañía que recoge Europa Press. Renfe logró casi la mitad (el 42%) del total de sus ingresos del negocio de transporte de viajeros en trenes AVE y Larga Distancia, para el que no recibe subvención pública alguna. En concreto, este servicio generó 664,4 millones de euros en la primera mitad del año, un 4,3% más, gracias al continuo incremento en el número de pasajeros transportados, fundamentalmente en trenes AVE.

Reducción de gastos
De su lado, el transporte en trenes de Cercanías y Media Distancia, considerado como servicio público y que, por tanto, recibe compensaciones públicas, facturó 355,2 millones, el mismo importe que un año antes. Los resultados del área de viajeros compensaron parcialmente los de Renfe Mercancías, que redujo un 11,6% sus ingresos, hasta los 111,33 millones de euros, y generó una pérdida de 20,9 millones de euros, si bien es un 1,7% inferior a la de un año antes.

La división de talleres, por su parte, facturó 345,5 millones de euros, un 4,1% más, y logró saldar la primera mitad del año en ‘break even’. Las cuentas de Renfe del primer semestre reflejan asimismo que la compañía siguió conteniendo sus gastos, que disminuyeron un 0,3%, hasta los 1.363 millones de euros. La principal partida de gasto, el canon o peaje que la compañía paga a Adif por poner en circulación sus trenes por la red ferroviaria y usar las estaciones y otras infraestructuras, se redujo un 2,3%, hasta 304,9 millones de euros. También descendieron, un 30%, los gastos financieros, mientras que, en el lado opuesto, los vinculados con la participación de la compañía en el proyecto del AVE a la Meca crecieron un 14,5%, hasta suponer 27 millones de euros. EUROPA PRESS

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte