Ya se pueden imprimir coches en 3D.

Hasta ahora el proceso de diseño de un vehiculo desde la idea inicial hasta que terminara siendo una realidad en la cadena de montaje podía llevar hasta seis años, un tiempo en el que se habrían realizado cientos de pruebas, algo que hacia muy elevado el coste de inversión cada vez que los fabricantes se deciden por un nuevo modelo. Por esta razón los últimos avances de la tecnología también han llegado al mundo del motor. Así es como ha comenzado a entrar con fuerza en el mundo del motor la impresión den tres dimensiones (3D), algo que esta revolucionando los métodos de producción en empresas de todo tipo a nivel mundial.

Entre estas empresas no podia faltar la industria del automovil, asi que ya ha comenzado a aplicar esta tecnología en el diseño de nuevos modelos. Tal y como explican los ingenieros del CTAG (Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia) : “La impresión en 3D posibilita la construcción de prototipos en cuestión de horas, ademas permite a los diseñadores e ingenieros la prueba de nuevos diseños e innovaciones hasta en multitud de veces”. En este centro gallego trabajan con total confidencialidad en nuevos proyectos en los que están aplicando esta técnica. Al que consideran que sera una herramienta imprescindible a la hora del desarrollo de nuevos modelos.

De todos los fabricantes actuales de vehiculos, Ford es el constructor que va por delante del resto en la aplicación de la impresión en 3D para el desarrollo de nuevos modelos. Este constructor estadounidense utiliza la impresión tridimensional para reducir el tiempo de desarrollo de nuevas piezas, algo que permite a sus ingenieros y diseñadores probar y mejorar rápidamente al ofrecerles esta tecnología una amplísima variedad de opciones para elegir la mas adecuada. Desde este fabricante apuntan que “Ford puede imprimir una pieza en 3D en tan solo unas pocas horas por un importe de 1.000 euros, algo que abre la puerta a una mayor experimentación permitiendo diseños mucho mas innovadores y radicales”. Este fabricante ha utilizado la impresión en 3D para el desarrollo del nuevo superdeportivo de la marca el Ford GT, así como en el diseño del nuevo Mondeo Vignale. En total ha impreso con este novedoso sistema mas de 500.000 piezas, entre ellas destaca la tapa de motor que llevara el nuevo Ford Mustang.

También el consorcio PSA Peugeot-Citroën experimenta actualmente con esta nueva técnica. Una muestra de ello es el nuevo Peugeot Fractal, este prototipo de coche deportivo eléctrico con unas dimensiones muy compactas en sus apenas 3,81 metros de largo, descapotable y que permite que se pueda desmontar el techo, en el que destacan sus llantas moldeadas mediante un sistema de impresión en 3D. Ademas los responsables de diseño del consorcio destacan la muchas de las piezas de este modelo se han fabricando partiendo de esta novedosa técnica.

Otros fabricantes del mundo del motor como Audi y BMW no se han quedado atrás y llevan años trabajando en la impresión en 3D. Así lo afirma Enrique Otero Neira director de la empresa Brinka3D al afirmas que “es una tecnología fundamental para la automoción ya que prueba nuevos elementos a gran escala antes de su producción”. Ademas ante la posibilidad de que esta nueva técnica sirva para ahorrar importantes costes de producción, algo que podría influir en una menor necesidad de mano de obra en los próximos años, el director de Brinka3D asegura que “Lo que se producirá es una transformación de la oferta de trabajo hacia puestos donde es necesaria una mayor preparación. Es decir, se reduce el numero de operarios en cadena, pero aumentara el numero de técnicos en desarrollo de las piezas y en el mantenimiento de las nuevas maquinas”.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte