120x600_Disney_AlwaysOn

Megabanner cabecera T2O

La autopista ferroviaria Calais-Le Boulou suspendida por los ataques de los inmigrantes
EXCLUSIVA

La autopista ferroviaria Calais-Le Boulou comenzó su actividad el pasado 30 de marzo, ahora se ha visto suspendido su servicio desde ayer viernes como consecuencia de los repetido ataques de los inmigrantes a los remolques que transportan los vagones, con la esperanza de poder entrar clandestinamente en el Reino Unido.

Despues de tres meses de actividad, ahora los estibadores del puerto de Calais se encuentran con que tienen que suspender su trabajo. Los representantes del sindicato CGT han sido los primeros en conocer la noticia de la suspensión de la actividad. “Es una parada súbita” confirma Jean-Louis Foissey, director de Logistica y Almacenaje, uno de los subcontratistas de VIIA, la filial de SNCF especializada en logística en la linea férrea.

Las constantes incursiones nocturnas de los inmigrantes, en ocasiones eran mas de un centenar los atacantes, que incluso tuvieron que ser repelidos por la policia con gases lacrimogenos en la noche del pasado jueves al viernes, causan grandes desperfectos en los remolques, rompiendo las lonas y estropeando la mercancía que transportan. Estos ataques hace que aumenten los costes y los retrasos en la entrega de los remolques, una situacion que está desalentando a los clientes. Algo que esta impidiendo a la empresa VIIA a cumplir con sus objetivos. Incluso a tenido que ser suspendida la intención de que circulara un tren nocturno.

Por otra parte, la Federación Nacional de Transportistas por Carretera (FNTR) de la región de Pas-de-Calais aun no ha sido informada oficialmente de la suspensión de la línea. Sebastian Rivera, secretario general de FNTR considera que la supresión es un gran desastre para Calais y supone un daño adicional para los transportistas que ya estan muy perjudicados por los ataques de los inmigrantes.

La construcción de la terminal ferroviaria en el puerto de Calais supuso un coste de siete millones de euros financiados con fondos europeos, dentro del programa BRIDGE y ha creado treinta puestos de trabajo. Los trenes de la VIIA Británica llevan remolques desde el puerto de Calais hasta la terminal de Le Boulou en la frontera franco-española, en un recorrido de 1.200 kilómetros  que realizan en 22 horas. Tienen 680 metros de largo y pueden arrastrar hasta 40 vagones, que podrían transportar 40.000 semirremolques al año.

El sindicato CGT ha pedido a las autoridades más protección contra los ataque por parte de los inmigrantes, tanto al tren de mercancias, como a los camiones que tratan de llegar a las terminales portuarias de Calais. Estan preocupados porque la supresión de esta línea ferroviaria supondría la perdida de diez puestos de trabajo.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

,
Diario de Transporte

Diario de Transporte