Más sabotajes a taxis y vehículos de alquiler con conductor en San Pablo

Los taxistas no son los únicos que están sufriendo sabotajes por parte de sus compañeros en el aeropuerto de San Pablo. En los últimos meses también han sufrido pinchazos en los neumáticos los vehículos con licencia VTC, que son los coches de alquiler con conductor. El último caso ocurrió la noche del domingo, cuando fue atacado un vehículo de una empresa de Huelva. El conductor dejó el coche en el aparcamiento para ir a recoger a su cliente y, al regresar, se encontró con los neumáticos rajados. Tuvo que ir a recogerlo la grúa del seguro, que también trasladó a su cliente. Ayer por la tarde, al regresar para otro servicio al aeropuerto, recibió varios huevazos.

Es la segunda vez que un vehículo de esta compañía sufre un ataque similar. La primera vez ocurrió a principios de diciembre. Fue un pinchazo con un punzón y el conductor se dio cuenta cuando iba por la autovía porque el coche le estaba haciendo un extraño. Iba en ese momento con tres clientes en el interior y estuvo a punto de sufrir un accidente. “¿Qué hubiera pasado si nos estrellamos con el coche? ¿O si sorprendo a uno de estos individuos pinchando mi coche allí en el aeropuerto?”, se preguntó ayer el dueño de esta compañía.

Otra empresa de este sector ha tenido que reponer más de 35 neumáticos en las últimas semanas. Los profesionales del gremio se quejan no sólo del problema, que no sufren en otros aeropuertos andaluces, sino de la imagen de la ciudad que queda entre sus clientes, que suelen ser de un nivel económico alto. Pero ni el Ayuntamiento de Sevilla, que se sigue negando a imponer el turno rotatorio en el aeropuerto pese a que así lo ordena una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) del año 2004, ni la Junta, que tiene las competencias en materia de turismo pero no exige un mayor control sobre los taxis en el aeropuerto, hacen nada por arreglar un problema que ya es endémico.

Mientras se sabotean vehículos con licencia VTC también continúan los ataques a los taxis que rinden en el aeropuerto sin pertenecer a la asociación mayoritaria en la terminal. Los saboteadores han cambiado ahora de táctica y ya no sólo pinchan neumáticos cuando el taxi está aparcado en el aeropuerto, sino que se desplazan a los domicilios de los taxistas, buscan el taxi aparcado en las inmediaciones y le rajan las ruedas. Las víctimas de estos ataques suelen ser taxistas de Sevilla que van a recoger clientes concertados previamente en el aeropuerto. Para esta práctica, absolutamente legal, existe una parada habilitada en la terminal, pero muchos de los profesionales optan por aparcar el coche en el aparcamiento común para que no sea atacado mientras el conductor se encuentra en el interior de la terminal esperando a su cliente.

Este periódico habló ayer con un taxista que sufrió estos actos vandálicos a finales del año pasado, cuando su vehículo estaba aparcado en las inmediaciones de su domicilio. Este conductor explicó que son pinchazos hechos con un punzón y que a veces se ha dado cuenta con el coche en marcha, con el consiguiente riesgo de accidente. “Esta situación va a acabar mal. No tiene buena pinta. Nadie hace nada por arreglarla y un día puede ocurrir una desgracia”, aseguró el taxista, que lamentó la inacción municipal en este asunto. Hace unos meses sufrió otro ataque similar, aunque en aquella ocasión ocurrió en el aeropuerto.

Los afectados responsabilizan de los ataques a un grupo de taxistas del colectivo que presta servicio habitualmente en la terminal aérea. Este periódico intentó ayer sin éxito contactar con el presidente de la asociación Solidaridad del Taxi, Enrique Filgueras, para conocer su versión de estos nuevos ataques. A finales del año pasado, una decena de taxistas de este colectivo fueron denunciados por la Policía Local por cobros abusivos.

Algunos de los taxistas afectados también se quejan de que en la terminal la Policía Local es consciente de lo que ocurre y no interviene, e incluso se ubican en una zona alejada a la parada de concertados. Fuentes del sector aseguran que en el taller mecánico en el que suelen reparar neumáticos los profesionales del gremio hay una lista de espera de quince días.

diariodesevilla.es

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte