Barcelona estrena dos autobuses eléctricos y una estación de carga rápida

La concejal de Movilidad de Barcelona y presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Mercedes Vidal, ha presentado este miércoles los dos nuevos autobuses articulados totalmente eléctricos que se incorporarán este noviembre como refuerzo al servicio de la línea H16 –entre el paseo de la Zona Franca y Fòrum–, y que contarán con estación de carga instalada por Endesa al final del recorrido para recargar las baterías.

Vidal ha explicado que Barcelona quiere reforzar su implicación en la investigación sobre las tecnologías más limpias aplicables al transporte público urbano, y ha señalado que estos dos nuevos vehículos forman parte del proyecto Zero Emission Urban Bus System (ZeEUS) que está financiado por la Unión Europea y coordinado por la Asociación Internacional de Transport Públic (Uitp). Los nuevos autobuses son dos articulados Solaris Urbino E, los primeros “eléctricos puros” de 18 metros que existen en España, que tienen capacidad para 110 pasajeros y que están propulsados por motores eléctricos de 270 kilovatios y equipados con tres baterías aptas para la carga lenta, en la cochera, y rápida, que se realiza en ruta.

Asimismo, los vehículos pueden circular durante 16 horas continuadas en plena carga, permiten el funcionamiento del aire acondicionado en los meses de verano y prestaciones habituales para los usuarios, como una plataforma baja, 37 asientos, dos espacios para personas con movilidad reducida, sistemas de información a bordo y conexiones USB para cargar dispositivos móviles.

PANTÓGRAFO

La novedad tecnológica de estos autobuses es el sistema de carga experimental, que se realiza a través de un pantógrafo retráctil situado en la parte superior de la carrocería, un sistema que consta de dos elementos: el cargador, que es un pilar de unos cinco metros de altura ubicado cerca de la última parada del recorrido del autobús, y el mismo pantógrafo, un brazo mecánico que se despliega para acoplarse a la campana del cargador e iniciar la carga de la batería.

El director general de Endesa, Javier Uriarte, ha explicado que este sistema permite cubrir los 12 kilómetros que tiene el recorrido de la línea H16: “El pantógrafo carga a 400 kilovatios y tarda justo el tiempo de parada habitual a final de línea, entorno a cinco minutos”, ha dicho, y ha afirmado que el autobús se cargará a inicio y final del recorrido y que el cargador permite llenar la batería hasta el 80%. “Es la autonomía suficiente para completar las idas y vueltas de la línea”, ha asegurado Uriarte, que ha explicado que el pantógrafo que se situará en el punto de inicio de la línea H16, en el Fòrum, aún no está instalada, pero ha insistido en que estará operativo cuando los dos vehículos se integren con normalidad en el servicio.

RECONVERSIÓN DE LA FLOTA

Actualmente, la flota de TMB integra 159 vehículos híbridos y cinco eléctricos puros, y en la contratación de los vehículos necesarios para la renovación correspondientes al 2016, la empresa pública adquirirá 50 híbridos más –40 articulados y diez estándares–, con el objetivo de alcanzar las 300 unidades en cuatro años sobre una flota de 1.050 unidades. En este sentido, el proyecto ZeEUS, que se desarrolla entre noviembre del 2014 y abril de 2017, incluye pruebas similares en nueve ciudades más: Münster y Bonn (Alemania); Randstad (Países Bajos); Londres (Reino Unido); París (Francia); Càller (Italia); Estocolmo (Suecia), y Pilsen (República Checa).

EUROPA PRESS.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte