El miedo es libre (o eso dicen).

Viene a cuento el titulo de hoy después de ver en los informativos de mediodía que parece que los partidos políticos a los había ignorado el PP en estos ultimos cuatro años largos, se muestran dispuestos a llegar a un principio de acuerdo para formar un gobierno diferente al del señor Rajoy. Que pese a que su partido fué el más votado de en las ultimas elecciones generales, no conseguirá formar gobierno, ni aliándose con Ciudadanos, ese nuevo partido que afirma que es de centro, aunque a veces suena a derecha reformada.

Total, a lo que voy, que me lió y me largo a la más mínima por los montes leoneses. Que ya se huele el miedo de los que han estado en el gobierno en esta ultima legislatura alargada intencionadamente. Ahora piden explicaciones públicas a los partidos que ellos mismos hicieron de menos cuando mandaban con esa mayoría aplastante que a veces indignaba. En lugar de hacer un examen de conciencia, reflexión meditada, entonar un “mea culpa” profundo, reconocer públicamente los errores cometidos para que no les volvieran a votar como en 2011, hacer limpieza profunda de corruptos y todo lo demás. Pero por si esto aún no fuera poco, deberian también admitir que la mejor campaña política con la que podían soñar partidos como Podemos, Ciudadanos o los emergentes partidos catalanes, se la hizo el PP con sus políticas y su forma de actuar totalmente errónea en estos ultimos cuatro años.

Se veía venir de lejos, que eso de esconder la cabeza o mirar para otro lado, ante los problemas que padecíamos los ciudadanos. Cargar sobre nuestras espaldas las consecuencias y el pago de una crisis que no provocamos, le llevaría al PP a la oposicion. Curiosamente Mariano Rajoy -si se confirma la alianza que se esta gestando- pasará a la historia como el primer presidente de un gobierno que no consiguió repetir en un segundo mandato, en el periodo democrático mas largo que ha conocido España.

Así que no me extrañaría nada que en los próximos días escucháramos y viéramos de todo, con esa pasión única que nos caracteriza a los españoles cuando no se imponen, a veces, nuestros criterios. Asistiremos a debates interminables, encuestas convenientemente preparadas para el resultado que muestren, fanáticos defensores de unos y de otros, incluso con llamadas a un régimen del pasado. Lo que haga falta con tal de no razonar convenientemente para atajar los problemas reales. Agarrar el toro por los cuernos y plantarles cara. Que mientras se sigan alimentando fantasmas del pasado vamos mal. El problema autonómico y las intenciones separatistas solo se solucionan ya con un referéndum, eso sí, en el que podamos votar todos. Porque el problema se dejó enquistar hasta la gangrena y ahora solo queda un remedio radical. La crisis, tres cuartos de los mismo, diciéndole al grán capital que ya está bien de su apetito desmedido de dinero y de chuparnos la sangre a los de a pié.

Que si, que aquí estamos de paso, para hacernos la vida mas fácil unos a otros, los gobernantes al pueblo y viceversa. Que se enteren de una maldita vez que está demostrado que los tesoros terrenales no llegan a la otra vida. ¿Acaso no se han enterado los multimillonarios aún de lo que han descubierto los arqueólogos en las tumbas egipcias? Porque ya esta bien ese empeño visceral de algunas personas de intentar siempre ser los mas ricos del cementerio, obsesionados únicamente en el dinero. Victimas enfermas de una avaricia y envidia por ser mas que el otro, que no les deja vivir ni ser felices. Que es así de sencillo, aunque suene a utopía. Bueno, vale por hoy, pero el miedo es libre y estos días veremos mas de un ataque de pánico. ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Diario de Transporte

Diario de Transporte