Año nuevo, vida…. igual o peor

Comienza un año nuevo y uno no deja de tener la sensación de que en el transporte, una vez mas, no se cumple aquello de “año nuevo vida nueva”, mas bien todo lo contrario, seguramente sera igual o peor, porque incluso nos conformaríamos con que fuera al menos igual que el año pasado. Pero no da esa impresión, porque desgraciadamente todo apunta a que puede ser peor, mucho peor.

España es uno de los países de la Unión Europea con mayor flota de camiones, un país en el que el transporte por carretera es básico para su supervivencia, ya que mayoritariamente toda la mercancía, tanto nacional, como internacional, que se mueve depende del camión. Pero en cambio este sector continúa siendo el gran olvidado, el abandonado a su suerte por los gobernantes. Ni pensar tan siquiera en que en nuestro país se pueda llegar algun dia a aplicar leyes sobre el salario mínimo como ya tienen Francia, Alemania, Italia o Austria. Aqui una ley similar seguramente recibiría, incluso, todo tipo de críticas por parte de los empresarios españoles y, lo que es mas grave, tambien de algunos trabajadores.

Porque somo asi, va en nuestra naturaleza de españoles, cuestionar absolutamente todo, quedarnos solo con la funda del caramelo sin, tan siquiera, probar el contenido del envase. Cuando en realidad se hace mas necesario que nunca una ley sobre el salario mínimo en España que regule de una vez por todas el dumping social en el transporte y el cabotaje salvaje y descontrolado que se practica. Esos anuncios de que durante este 2017 en España se van a incrementar los controles en el transporte para atajar el problema del cabotaje, suenan mas bien a una simple declaracion de intenciones. No parece que el gobierno este por la labor de poner cerco y control sobre las empresas españolas que viven tan cómodamente instaladas en países de Europa del Este, mientras continuan haciendo sus negocios con esa amalgama de matriculas de tractoras que pululan libremente por nuestras carreteras.

Mas que nada porque hasta ahora los gobiernos españoles siempre han estado del lado de las grandes empresas, nunca de los mas débiles del sector, que no son otros que los autónomos con un solo camión y los conductores asalariados. Asi que esos anuncios suenan mas bien a fuegos artificiales que a otra cosa. Por lo que seguramente el transporte en España continuará con su lenta agonía, abandonado a su suerte e inmerso en unas luchas internas en esta selva de supervivencia donde cada cual se preocupa de si mismo y si puede machacar al contrario mucho mejor. Porque esa palabra que suena tan bien de “unión” aquí en esta España nuestra se desconoce y si la oímos todos la asociamos inmediatamente a una utopía.

Pero los gobernantes de turno lo tienen muy facil, el sector del transporte en España es incapaz de levantar la voz para intentar hacerse oír, aquí somos mas de quejarnos en los bares o en los corrillos en los que se juntan varios transportistas, que de hacerlo donde realmente corresponde. Aquí que Dios se apiade de aquellos a los que se les ocurra levantar la voz e intentar unir a un sector tan dividido, porque inmediatamente desde dentro del mismo sector se les cortara la cabeza sin piedad y caerá sobre ellos el descrédito y la desconfianza. Que si, que somos mucho de admirar lo que se hace en otros países, pero poco o nada de ensalzar lo nuestro y pensar por una vez de manera sensata hasta el punto de darnos cuenta de que unidos siempre se conseguirá mucho mas que divididos. Así que nada. Año nuevo, vida….. igual o peor, para desgracia de un sector acostumbrado a acumular males pero incapaz de reaccionar. ¡¡¡Feliz año nuevo!!! y como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, , ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte