ZF dice que los cambios manuales desaparecerán en 2025

La transmisión automática es una realidad común en casi todos los camiones pesados ​​que actualmente se producen en Brasil y las transmisiones para modelos de categorías más pequeñas también están empezando a surgir en el mercado brasileño, lo que implica que cada vez más los engranajes de cambio para el conductor del vehículo sea menos comercial.

El hecho se hace aún más convincente ya que el conductor ya no va a cambiar de marchas. Ahora ZF, uno de los mayores fabricantes mundiales de transmisiones anuncia que de acuerdo con su análisis, las transmisiones mecánicas van a desaparecer en el año 2025. Winfried Gründler, responsable de la unidad negocio de transmisión para camiones y furgonetas y tecnología para vehículos comerciales de la división de ZF, hizo hincapié en que los países del NAFTA (Estados Unidos, Canadá y México), las transmisiones manuales se utilizarán sólo en nichos específicos. “En la Unión Europea, se espera que la proporción de los equipos” manual ” va a caer desde el actual 60% a aproximadamente el 10%. A nivel mundial, predice que bajará del 80% al 50% ”

Los pronósticos se hicieron durante la presentación de un paquete de nuevos productos y tecnologías para los vehículos que saldrán a las calles y carreteras en los próximos años. En ese momento, la compañía introdujo el ZF-PowerLine, una caja de cambios automática de 8 marchas para camiones de hasta 26 toneladas de PBTC), autobuses y camiones pesados.

Vista previa de la imagen

Anunciado como innovadora, esta caja ya había movido los elementos de confort de las cajas de cambio de los coches de pasajeros. De acuerdo con ZF, el convertidor de par motor supera considerablemente los conceptos disponibles en la actualidad para los segmentos a los que vaya destinados, en todos los criterios decisivos.

También de acuerdo con el fabricante, la transmisión PowerLine es una pequeña revolución en el sector de las transmisiones automáticas para camiones medianos , camiones grandes y autobuses, aumentando el ahorro de combustible potencial (hasta de dos dígitos), el confort en los cambios de marcha, la relación peso potencia y mejora el medio ambiente en los niveles superiores, incluso sin consumo de combustibles derivados del petróleo. Esta novedad sólo pesa 150 kilos y está lista para recibir las tomas de corriente y de frenado automático (John Gerard).

Fuente: ocarreteiro.com,bom (adaptada al castellano)

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte