Dbus pone en marcha el proyecto piloto NONVIS

La compañía de autobuses municipales de San Sebastián Dbus ha puesto en marcha un proyecto piloto que probará durante tres meses en varios vehículos. Se trata de un nuevo sistema de ayuda a la conducción eficiente, denominado NONVIS, que emplea un dispositivo háptico para comunicar con el conductor del vehículo.

Dbus ha sido seleccionada por la UITP (Unión Internacional del Transporte Público) para participar en el proyecto europeo -EBSF 2-, que comenzó en mayo de 2015, cuenta con 42 socios y se va a demostrar en 12 ciudades piloto: San Sebastián, París capital y su área metropolitana, Londres, Lyon, Barcelona, Helsinki, Madrid, Dresden, Rávena, Gotemburgo y Stuttgart.

Según ha explicado en rueda de prensa la concejal de Movilidad, Pilar Arana, se trata de un proyecto “innovador financiado” por la Comisión Europea, dentro del programa Horizon 2020, que tiene como objetivo “mejorar la eficiencia y el atractivo del transporte público en autobús, diseñando una nueva generación de autobuses que responda a las necesidades del futuro”.

En San Sebastián el proyecto tendrá tres ejes, de los que uno es el sistema NONVIS. Asimismo, se está trabajando en otras dos innovaciones tecnológicas: el desarrollo de un dispositivo inteligente para optimizar las labores de mantenimiento de la flota en los talleres y el estudio de un nuevo diseño del autobús eléctrico para mejorar la accesibilidad y el flujo de pasajeros con problemas de movilidad reducida.

ASISTENCIA AL CONDUCTOR

NONVIS, desarrollado por el centro tecnológico Ceit-IK4 junto a la empresa Datik del grupo Irizar y Dbus, es un complemento al sistema EKObus de asistencia al conductor implantado en Dbus desde 2013. Al igual que EKOBus, su objetivo es reducir el consumo de combustibles fósiles y disminuir las emisiones contaminantes, utilizando para ello una estrategia de alertas diferente para comunicar con el conductor.

El sistema EKObus tiene como soporte una tablet colocada junto al puesto de conductor, que mediante consignas visuales, sirve de guía para una conducción “más sostenible y acorde a los horarios establecidos”. A diferencia de este sistema, NONVIS no emplea mensajes visuales y utiliza otros canales sensoriales, como son el auditivo y el táctil, para trasladar las indicaciones al conductor.

NONVIS analiza datos de los equipos embarcados y, cada cierto tiempo, calcula el nivel de eficiencia en la conducción. Cuando se conduce de manera ecológica y económica, el nivel EKO aumenta y NONVIS reproduce un sonido agradable. Cuando el nivel EKO disminuye, el sistema hace vibrar levemente la base del asiento para avisar al conductor”, ha explicado.

Durante estos meses, se recopilarán datos de consumo de los autobuses y los mensajes que el sistema NONVIS envía al conductor. Estos resultados serán evaluados por la Universidad de La Sapienza de Roma. Asimismo, se realizará una encuesta de satisfacción entre los conductores de Dbus para conocer su opinión sobre la usabilidad y utilidad del sistema. EUROPA PRESS

Comentarios - Diario de Transporte no se hace responsable de los comentarios particulares

, ,

Los comentarios están cerrados

Diario de Transporte

Diario de Transporte